/ sábado 6 de enero de 2024

La cuenta y la razón

Nuevo año, mejores finanzas personales “365 oportunidades”


¿Cómo lograr que el nuevo año sea una oportunidad para mejorar nuestras finanzas personales? Comparto algunos consejos prácticos y sencillos que se pueden aplicar desde hoy mismo para ahorrar más, gastar menos y generar ingresos extras.

1. Hacer un presupuesto mensual. El primer paso para tener unas finanzas sanas es saber cuánto ganamos y cuánto gastamos cada mes. Para ello, se puede usar una hoja de cálculo, una aplicación o un simple cuaderno donde se anote todos los ingresos y egresos. Así se podrá identificar los gastos fijos (como renta, servicios, transporte, etc.) y los gastos variables (como entretenimiento, ropa, comida fuera de casa, etc.). También se podrá ver si hay algún gasto innecesario o excesivo que se pueda reducir o eliminar.

2. Establecer metas financieras. Una vez que se tenga claro el presupuesto, puede definir los objetivos de ahorro e inversión para el nuevo año. Por ejemplo, se puedes tener una meta a corto plazo (como comprar un electrodoméstico, pagar una deuda o hacer un viaje), una meta a mediano plazo (como ahorrar para la educación de tus hijos, comprar un auto o una casa) o una meta a largo plazo (como jubilarnos o crear un fondo de emergencia). Lo importante es que las metas sean específicas, medibles, alcanzables, relevantes y con un plazo definido.

3. Crear un fondo de emergencia. Uno de los pilares de unas finanzas personales sólidas es tener un colchón de dinero que nos permita afrontar imprevistos o situaciones difíciles sin endeudarnos o comprometer nuestro patrimonio. Lo ideal es que el fondo de emergencia sea equivalente a entre tres y seis meses de los gastos fijos, y que lo guardemos en una cuenta de ahorro o en un instrumento de inversión de bajo riesgo y alta liquidez.

4. Ahorrar e invertir de forma inteligente. El ahorro es la diferencia entre los ingresos y los gastos, y la inversión es el uso productivo de ese ahorro. Para ahorrar más, se puede aplicar la regla del 50/30/20, que consiste en destinar el 50% de los ingresos a los gastos esenciales, el 30% a los gastos personales y el 20% al ahorro. Para invertir mejor, se puede diversificar el portafolio entre diferentes tipos de activos (como acciones, bonos, fondos mutuos, etc.) según el perfil de riesgo, el horizonte temporal y la rentabilidad esperada.

5. Buscar fuentes de ingreso alternativas. Si queremos mejorar nuestras finanzas personales, no solo debemos enfocarnos en reducir los gastos, sino también en aumentar nuestros ingresos. Para ello, se puede aprovechar nuestras habilidades, conocimientos o pasiones para generar dinero extra. Por ejemplo, se puede ofrecer servicios profesionales, vender productos por internet, crear un blog o un canal de YouTube, dar clases particulares o participar en encuestas pagadas, vender artículos que no usemos, entre otras cosas más.

Estos son solo algunos consejos que se pueden seguir para empezar el nuevo año con el pie derecho en materia financiera. Recordemos que lo más importante es tener una actitud positiva, disciplinada y responsable con nuestro dinero. Así podremos alcanzar nuestros sueños y vivir con tranquilidad y felicidad. ¡Feliz año nuevo! Nos leemos la próxima.

Nuevo año, mejores finanzas personales “365 oportunidades”


¿Cómo lograr que el nuevo año sea una oportunidad para mejorar nuestras finanzas personales? Comparto algunos consejos prácticos y sencillos que se pueden aplicar desde hoy mismo para ahorrar más, gastar menos y generar ingresos extras.

1. Hacer un presupuesto mensual. El primer paso para tener unas finanzas sanas es saber cuánto ganamos y cuánto gastamos cada mes. Para ello, se puede usar una hoja de cálculo, una aplicación o un simple cuaderno donde se anote todos los ingresos y egresos. Así se podrá identificar los gastos fijos (como renta, servicios, transporte, etc.) y los gastos variables (como entretenimiento, ropa, comida fuera de casa, etc.). También se podrá ver si hay algún gasto innecesario o excesivo que se pueda reducir o eliminar.

2. Establecer metas financieras. Una vez que se tenga claro el presupuesto, puede definir los objetivos de ahorro e inversión para el nuevo año. Por ejemplo, se puedes tener una meta a corto plazo (como comprar un electrodoméstico, pagar una deuda o hacer un viaje), una meta a mediano plazo (como ahorrar para la educación de tus hijos, comprar un auto o una casa) o una meta a largo plazo (como jubilarnos o crear un fondo de emergencia). Lo importante es que las metas sean específicas, medibles, alcanzables, relevantes y con un plazo definido.

3. Crear un fondo de emergencia. Uno de los pilares de unas finanzas personales sólidas es tener un colchón de dinero que nos permita afrontar imprevistos o situaciones difíciles sin endeudarnos o comprometer nuestro patrimonio. Lo ideal es que el fondo de emergencia sea equivalente a entre tres y seis meses de los gastos fijos, y que lo guardemos en una cuenta de ahorro o en un instrumento de inversión de bajo riesgo y alta liquidez.

4. Ahorrar e invertir de forma inteligente. El ahorro es la diferencia entre los ingresos y los gastos, y la inversión es el uso productivo de ese ahorro. Para ahorrar más, se puede aplicar la regla del 50/30/20, que consiste en destinar el 50% de los ingresos a los gastos esenciales, el 30% a los gastos personales y el 20% al ahorro. Para invertir mejor, se puede diversificar el portafolio entre diferentes tipos de activos (como acciones, bonos, fondos mutuos, etc.) según el perfil de riesgo, el horizonte temporal y la rentabilidad esperada.

5. Buscar fuentes de ingreso alternativas. Si queremos mejorar nuestras finanzas personales, no solo debemos enfocarnos en reducir los gastos, sino también en aumentar nuestros ingresos. Para ello, se puede aprovechar nuestras habilidades, conocimientos o pasiones para generar dinero extra. Por ejemplo, se puede ofrecer servicios profesionales, vender productos por internet, crear un blog o un canal de YouTube, dar clases particulares o participar en encuestas pagadas, vender artículos que no usemos, entre otras cosas más.

Estos son solo algunos consejos que se pueden seguir para empezar el nuevo año con el pie derecho en materia financiera. Recordemos que lo más importante es tener una actitud positiva, disciplinada y responsable con nuestro dinero. Así podremos alcanzar nuestros sueños y vivir con tranquilidad y felicidad. ¡Feliz año nuevo! Nos leemos la próxima.

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 14 de abril de 2024

La cuenta y la razón

Cuidado con la discrepancia fiscal

Ana Beatriz Vargas

sábado 06 de abril de 2024

La cuenta y la razón

Declaración anual

Ana Beatriz Vargas

jueves 28 de marzo de 2024

La cuenta y la razón

El Contador Público: Un Piloto en el Mundo de las Finanzas

Ana Beatriz Vargas

sábado 23 de marzo de 2024

La cuenta y la razón

La importancia de las auditorías internas en las empresas

Ana Beatriz Vargas

sábado 16 de marzo de 2024

La cuenta y la razón

¿Qué son los CETES?

Ana Beatriz Vargas

viernes 08 de marzo de 2024

La cuenta y la razón

Importancia de la mujer en las finanzas de México

Ana Beatriz Vargas

sábado 24 de febrero de 2024

La cuenta y la razón

Ana Beatriz Vargas

lunes 19 de febrero de 2024

La cuenta y la razón

Decisiones con base a información financiera

Ana Beatriz Vargas

domingo 11 de febrero de 2024

La cuenta y la razón

La importancia del control interno en las empresas

Ana Beatriz Vargas

Cargar Más