/ domingo 21 de abril de 2024

Exsurge

Magis


Esta palabra latina la podemos traducir simplemente como «más». En griego sería «plus», «ultra». Se popularizó su uso para alentar a dar siempre un poco más. No basta con dar lo ordinario, hay que ir siempre por más, aspirar a algo más grande, mejor, sin conformismos ni mediocridades. En esto me quiero centrar el día de hoy en esta columna dominical. Ir a más.

En un pasaje del libro del Apocalipsis, leemos esta observación: «Conozco tu conducta: no eres ni frío ni caliente. ¡Ojalá fueras frío o caliente! Ahora bien, puesto que eres tibio, y no frío ni caliente, voy a vomitarte de mi boca». Palabras fuertes que nos invitan a dejar la mediocridad, a vivir en la tibieza, conformándose con lo normal y sin dar un poco más. En la vida hay que tomar determinación, si vamos a iniciar algo que sea siempre para ir a más. Nada de tibiezas.

Así nace el «magis». No como símbolo de cantidad, sino de calidad. Es una actitud de vida en positivo, que nos relaciona mejor con nuestros semejantes y con Dios. Nada de medias tintas ni de simplemente lo ordinario, nada de ir sin horizontes de vida o con el mínimo esfuerzo. Se trata del pleno sentido en lo que somos, en lo que vivimos, en lo que hacemos.

En un entrenamiento deportivo se sabe muy bien que la parte final es muy importante, pues la condición física se suma en el último esfuerzo, justamente cuando parece que las fuerzas abandonan y sería tiempo de rendirse. Ahí está el «magis». Y nuestra vida es como ese entrenamiento, en dar siempre ese esfuerzo que suma y que da «condición», pues rendirse no es una opción.

Ahora bien, no se trata de un voluntarismo personal con el que uno se va inflando para ese plus, sino que es un trabajo interior de la mano de Dios y de aquellos a quienes queremos. Porque nuestra calidad de vida siempre tiene un por qué, una finalidad, un motor que me hace dar ese «más». Se trata de «dar más» por los hijos, por la pareja, por los papás, por los amigos, por Dios. Un Magis motivado y no egoísta.

¿Cómo andamos en nuestra actitud de vida? ¿Vivo mediocremente? ¿O voy siempre por ese más? Hoy es un buen tiempo para iniciar. Magis.

Twitter: @Noesov

Magis


Esta palabra latina la podemos traducir simplemente como «más». En griego sería «plus», «ultra». Se popularizó su uso para alentar a dar siempre un poco más. No basta con dar lo ordinario, hay que ir siempre por más, aspirar a algo más grande, mejor, sin conformismos ni mediocridades. En esto me quiero centrar el día de hoy en esta columna dominical. Ir a más.

En un pasaje del libro del Apocalipsis, leemos esta observación: «Conozco tu conducta: no eres ni frío ni caliente. ¡Ojalá fueras frío o caliente! Ahora bien, puesto que eres tibio, y no frío ni caliente, voy a vomitarte de mi boca». Palabras fuertes que nos invitan a dejar la mediocridad, a vivir en la tibieza, conformándose con lo normal y sin dar un poco más. En la vida hay que tomar determinación, si vamos a iniciar algo que sea siempre para ir a más. Nada de tibiezas.

Así nace el «magis». No como símbolo de cantidad, sino de calidad. Es una actitud de vida en positivo, que nos relaciona mejor con nuestros semejantes y con Dios. Nada de medias tintas ni de simplemente lo ordinario, nada de ir sin horizontes de vida o con el mínimo esfuerzo. Se trata del pleno sentido en lo que somos, en lo que vivimos, en lo que hacemos.

En un entrenamiento deportivo se sabe muy bien que la parte final es muy importante, pues la condición física se suma en el último esfuerzo, justamente cuando parece que las fuerzas abandonan y sería tiempo de rendirse. Ahí está el «magis». Y nuestra vida es como ese entrenamiento, en dar siempre ese esfuerzo que suma y que da «condición», pues rendirse no es una opción.

Ahora bien, no se trata de un voluntarismo personal con el que uno se va inflando para ese plus, sino que es un trabajo interior de la mano de Dios y de aquellos a quienes queremos. Porque nuestra calidad de vida siempre tiene un por qué, una finalidad, un motor que me hace dar ese «más». Se trata de «dar más» por los hijos, por la pareja, por los papás, por los amigos, por Dios. Un Magis motivado y no egoísta.

¿Cómo andamos en nuestra actitud de vida? ¿Vivo mediocremente? ¿O voy siempre por ese más? Hoy es un buen tiempo para iniciar. Magis.

Twitter: @Noesov

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 19 de mayo de 2024

Exsurge

«Ora et labora» 

Noé Soto

domingo 12 de mayo de 2024

Exsurge

«He ahí a tu madre»

Noé Soto

domingo 05 de mayo de 2024

Exsurge

Los llamo amigos

Noé Soto

domingo 28 de abril de 2024

Exsurge

Cuando vivir es soñar 

Noé Soto

domingo 21 de abril de 2024

Exsurge

Magis

Noé Soto

domingo 07 de abril de 2024

Exsurge

Misericordia

Noé Soto

domingo 31 de marzo de 2024

Exsurge

Resurrección

Noé Soto

domingo 24 de marzo de 2024

Exsurge

Santa Semana

Noé Soto

domingo 17 de marzo de 2024

Exsurge

Noé Soto

domingo 10 de marzo de 2024

Exsurge

Marchas que manchan

Noé Soto

Cargar Más