/ jueves 9 de junio de 2022

La realidad de los partidos en números

Al concluir todo proceso electoral, el primer ejercicio que deben hacer los partidos es en relación a la aceptación o rechazo de la sociedad, expresado a través de los sufragios en las urnas; y este pasado 5 de junio deja varias lecciones a todos ellos.

Queda de manifiesto que cada elección es diferente, desde luego se podrá tener un antecedente de la última elección pero siempre habrá cambios en el sentido de la penetración de una propuesta o ideología en campañas; y si bien la participación fue apenas arriba del 50 por ciento, la realidad es que aún falta mucho por hacer en nuestro sistema político, que motive el incremento de esos porcentajes.

En el caso del virtual ganador, Esteban A. Villegas Villarreal, me parece que hacer un desglose de cada partido abre el panorama de su propia realidad, pues de entrada en el caso del Revolucionario Institucional, que es el instituto político que más sufragios obtuvo en la elección de gobernador, con poco más de 215 mil votos, me parece que es una muestra de confianza ciudadana a este proyecto, pero cabe señalar que la marca del candidato fue la que mayormente imperó en este resultado, pues su andar a lo largo y ancho del territorio estatal le ha permitido generar su propia imagen como político. Esteban ha construido desde antes del 2016 un sello político que lo tiene a unos meses ya de gobernar la entidad.

Por su parte, Morena con poco más de 188 mil votos, creo que deberá iniciar un proceso de reconstrucción que les permita estar más identificados a la ideología que predica el propio presidente López Obrador, pues a veces no basta con solo replicar sus mensajes o frases, sino que deberán trabajar en crear cuadros que tengan una buena penetración ante la sociedad. Su capital político representado el domingo en las urnas, debería ser el parteaguas para la consolidación de una estructura política y social, que provoque candidatos en el 2024 al Congreso de la Unión y desde luego, en defensa de un posible triunfo en la renovación de la Presidencia de la República.

Del lado de Acción Nacional, con sus poco más de 100 mil votos, deberán estar también considerando fomentar una reestructuración a fondo, porque si bien en algunos municipios del estado, disminuyó el número de sufragios a su favor, creo que la fuerza de este instituto político, al lado de la coalición que podría mantenerse también hasta el 2024, es marcar diferencia en los espacios que le tocará gobernar como el caso de Aguascalientes.

El blanquiazul debe pensar que con esta base de votos su crecimiento dependerá de la manera en cómo se asuman compromisos que le den respuesta a los ciudadanos en sus demandas, creando sinergia social que les permita regresar a su esencia, pensando en que lo que sumen como coalición, será determinante en su objetivo de seguirle ganando a Morena y aliados.

En el caso del Partido del Trabajo, con poco más de 22 mil votos, y Movimiento Ciudadano con más de 27 mil sufragios, ambos a nivel estatal, habla de que apenas estarían salvando el registro y es necesario que comiencen a considerar su futuro inmediato. PRD, Partido Verde y Redes Sociales, están prácticamente por perder el registro, a reserva de que lo confirme la autoridad electoral, pues ninguno rebasa el porcentaje requerido, esto con resultados preliminares que proporciona el PREP.

Pajareando.

En mi primera colaboración para este importante medio de comunicación en el Estado de Durango, deseo externar mi agradecimiento a Organización Editorial Mexicana, al director, Joaquín Martínez Garza y al subdirector, Jorge Ibáñez Ascencio, quienes a partir de hoy me brindan este espacio donde podremos seguir comentando los pormenores de la actividad política en la entidad. Mi agradecimiento total.

Al concluir todo proceso electoral, el primer ejercicio que deben hacer los partidos es en relación a la aceptación o rechazo de la sociedad, expresado a través de los sufragios en las urnas; y este pasado 5 de junio deja varias lecciones a todos ellos.

Queda de manifiesto que cada elección es diferente, desde luego se podrá tener un antecedente de la última elección pero siempre habrá cambios en el sentido de la penetración de una propuesta o ideología en campañas; y si bien la participación fue apenas arriba del 50 por ciento, la realidad es que aún falta mucho por hacer en nuestro sistema político, que motive el incremento de esos porcentajes.

En el caso del virtual ganador, Esteban A. Villegas Villarreal, me parece que hacer un desglose de cada partido abre el panorama de su propia realidad, pues de entrada en el caso del Revolucionario Institucional, que es el instituto político que más sufragios obtuvo en la elección de gobernador, con poco más de 215 mil votos, me parece que es una muestra de confianza ciudadana a este proyecto, pero cabe señalar que la marca del candidato fue la que mayormente imperó en este resultado, pues su andar a lo largo y ancho del territorio estatal le ha permitido generar su propia imagen como político. Esteban ha construido desde antes del 2016 un sello político que lo tiene a unos meses ya de gobernar la entidad.

Por su parte, Morena con poco más de 188 mil votos, creo que deberá iniciar un proceso de reconstrucción que les permita estar más identificados a la ideología que predica el propio presidente López Obrador, pues a veces no basta con solo replicar sus mensajes o frases, sino que deberán trabajar en crear cuadros que tengan una buena penetración ante la sociedad. Su capital político representado el domingo en las urnas, debería ser el parteaguas para la consolidación de una estructura política y social, que provoque candidatos en el 2024 al Congreso de la Unión y desde luego, en defensa de un posible triunfo en la renovación de la Presidencia de la República.

Del lado de Acción Nacional, con sus poco más de 100 mil votos, deberán estar también considerando fomentar una reestructuración a fondo, porque si bien en algunos municipios del estado, disminuyó el número de sufragios a su favor, creo que la fuerza de este instituto político, al lado de la coalición que podría mantenerse también hasta el 2024, es marcar diferencia en los espacios que le tocará gobernar como el caso de Aguascalientes.

El blanquiazul debe pensar que con esta base de votos su crecimiento dependerá de la manera en cómo se asuman compromisos que le den respuesta a los ciudadanos en sus demandas, creando sinergia social que les permita regresar a su esencia, pensando en que lo que sumen como coalición, será determinante en su objetivo de seguirle ganando a Morena y aliados.

En el caso del Partido del Trabajo, con poco más de 22 mil votos, y Movimiento Ciudadano con más de 27 mil sufragios, ambos a nivel estatal, habla de que apenas estarían salvando el registro y es necesario que comiencen a considerar su futuro inmediato. PRD, Partido Verde y Redes Sociales, están prácticamente por perder el registro, a reserva de que lo confirme la autoridad electoral, pues ninguno rebasa el porcentaje requerido, esto con resultados preliminares que proporciona el PREP.

Pajareando.

En mi primera colaboración para este importante medio de comunicación en el Estado de Durango, deseo externar mi agradecimiento a Organización Editorial Mexicana, al director, Joaquín Martínez Garza y al subdirector, Jorge Ibáñez Ascencio, quienes a partir de hoy me brindan este espacio donde podremos seguir comentando los pormenores de la actividad política en la entidad. Mi agradecimiento total.