/ viernes 27 de agosto de 2021

Recorriendo…

REGIÓN SIERRA, Dgo. (OEM). - Políticos priístas de la región centro norte del Estado trabajan muy calladitos a favor del proyecto Esteban Villegas, pian pianito en los municipios a la espera de que los astros se alineen y le permitan una segunda oportunidad al sanjuanero.

Argumentan que el Revolucionario Institucional sacó la mayor cantidad de votos en el Estado, lo cual pudiera considerarse un plus, así como el hecho de haber recuperado el Congreso a favor del proyecto Prian.

Sobre la derrota del 2016, mencionan que se sacó y ganó en experiencia y de entonces a la fecha su imagen ha mejorado entre la pípol, además que la experiencia marca que una derrota puede ser la antesala de un triunfo, como se registró precisamente en la elección última a gobernador.

Esteban, al igual que aspirantes panistas como Héctor Flores, Javier Castrellón, Carlos Maturino y el Arquitecto Adrián Alanís, así como los morenistas José Ramón Enríquez, Marina Vitela y demás (Manuel Espino), le hace su luchita buscando cristalizar aquello de que la segunda es la vencida.

Siguiendo con sanjuaneros, el alcalde Jaime Escajeda Martínez rindió su segundo informe de gobierno, sin acceso a la ciudadanía por el tema Covid-19, culminando, así como un año difícil, por lo económico y por la pandemia, que tiene estresada a la población.

El Progreso, el crecimiento y el bienestar social siguen siendo una tarea pendiente en San Juan del Río, dijo en su mensaje el también presidente del comisariado ejidal de Atotonilco, lo cual lo refleja como un político sincero que rinde cuentas después de un año para el olvido.

Sin duda que Jaime tiene aspiraciones para seguir vigente en la vida política, con la figura de la reelección, para lo cual deberá trabajar finito al seno de su partido y sobre todo, para darle a los sanjuaneros un año con trabajo que los haga sentir bien.

Deberá reestructurar su equipo, exigir resultados y a su vez darlos a la población, recordando que con mucho, San Juan del Río no vive sus mejores tiempos.

En el municipio Nuevo Ideal, el presidente Gerardo Galaviz Martínez prepara lo que será su quinto informe consecutivo de gobierno, con lo cual el edil y legislador sigue rompiendo marcas y récord en el campo de la política local.

Sin lugar a duda cuanto más se dura en el gobierno más se va teniendo un desgaste de imagen, por eso los tiempos le viene como anillo el dedo, cuando pida permiso para acudir a rendir protesta y comenzar su labor en la Sexagésima Novena Legislatura local.

Cuando parecía que las condiciones estaban dadas para coordinar la fracción paneque, por aquello de la experiencia como dirigente municipal y local además del par de triunfos en los comicios locales, el nombramiento se lo dieron a Joel Corral, lo cual, ante la situación del binomio alcalde/ diputado, al final fue lo mejor para el nuevoidealense.

¿Cómo se miraría el santiaguero José Ángel García Barraza ocupando de manera temporal una curul en el Congreso?

De llegarse a dar, juntaría de nuevo a un par de adolescentes seminaristas, de bajos recursos económicos criados en la cultura del esfuerzo.

REGIÓN SIERRA, Dgo. (OEM). - Políticos priístas de la región centro norte del Estado trabajan muy calladitos a favor del proyecto Esteban Villegas, pian pianito en los municipios a la espera de que los astros se alineen y le permitan una segunda oportunidad al sanjuanero.

Argumentan que el Revolucionario Institucional sacó la mayor cantidad de votos en el Estado, lo cual pudiera considerarse un plus, así como el hecho de haber recuperado el Congreso a favor del proyecto Prian.

Sobre la derrota del 2016, mencionan que se sacó y ganó en experiencia y de entonces a la fecha su imagen ha mejorado entre la pípol, además que la experiencia marca que una derrota puede ser la antesala de un triunfo, como se registró precisamente en la elección última a gobernador.

Esteban, al igual que aspirantes panistas como Héctor Flores, Javier Castrellón, Carlos Maturino y el Arquitecto Adrián Alanís, así como los morenistas José Ramón Enríquez, Marina Vitela y demás (Manuel Espino), le hace su luchita buscando cristalizar aquello de que la segunda es la vencida.

Siguiendo con sanjuaneros, el alcalde Jaime Escajeda Martínez rindió su segundo informe de gobierno, sin acceso a la ciudadanía por el tema Covid-19, culminando, así como un año difícil, por lo económico y por la pandemia, que tiene estresada a la población.

El Progreso, el crecimiento y el bienestar social siguen siendo una tarea pendiente en San Juan del Río, dijo en su mensaje el también presidente del comisariado ejidal de Atotonilco, lo cual lo refleja como un político sincero que rinde cuentas después de un año para el olvido.

Sin duda que Jaime tiene aspiraciones para seguir vigente en la vida política, con la figura de la reelección, para lo cual deberá trabajar finito al seno de su partido y sobre todo, para darle a los sanjuaneros un año con trabajo que los haga sentir bien.

Deberá reestructurar su equipo, exigir resultados y a su vez darlos a la población, recordando que con mucho, San Juan del Río no vive sus mejores tiempos.

En el municipio Nuevo Ideal, el presidente Gerardo Galaviz Martínez prepara lo que será su quinto informe consecutivo de gobierno, con lo cual el edil y legislador sigue rompiendo marcas y récord en el campo de la política local.

Sin lugar a duda cuanto más se dura en el gobierno más se va teniendo un desgaste de imagen, por eso los tiempos le viene como anillo el dedo, cuando pida permiso para acudir a rendir protesta y comenzar su labor en la Sexagésima Novena Legislatura local.

Cuando parecía que las condiciones estaban dadas para coordinar la fracción paneque, por aquello de la experiencia como dirigente municipal y local además del par de triunfos en los comicios locales, el nombramiento se lo dieron a Joel Corral, lo cual, ante la situación del binomio alcalde/ diputado, al final fue lo mejor para el nuevoidealense.

¿Cómo se miraría el santiaguero José Ángel García Barraza ocupando de manera temporal una curul en el Congreso?

De llegarse a dar, juntaría de nuevo a un par de adolescentes seminaristas, de bajos recursos económicos criados en la cultura del esfuerzo.