/ jueves 29 de agosto de 2019

De Bellas Artes a los ritos Tepehuanos

No hay duda: La 4t está haciendo historia en Durango, sobre todo por los estilos personales de rendir sus informes.

La primera fue la senadora Margarita Valdez, tiró la casa por la ventana, poco le faltó para traer al total de los senadores a Durango algo nunca visto en nuestra callada, y tranquila ciudad colonial.

El invitado de lujo Ricardo Monreal, y como ya anda en campaña para 2024, le prometió al Gobernador interceder ante el Presidente de la República para declarar zona de desastre al campo duranguense. Si hubiera asistido al informe Martí Batres, la convocatoria de doña Margarita sería perfecta. Ni modo, Ricardo Monreal y el senador Batres no pueden comer en la misma mesa.

Los informes de las y los senadores y diputadas federales de la 4t son más de lo mismo: Presentan el mismo video, la danza de los millones invertidos en obra pública, gastan miles de pesos para llenar los recintos donde se presentan para ser el centro de las miradas y los aplausos que les brindan salen muy caros. En el caso de Margarita Valdez, con su primer informe de actividades arrancó su campaña rumbo al Bicentenario, en el cada vez más cercano 2022.

Seguramente Ricardo Monreal es su padrino. Por ver no se paga, y por soñar tampoco. Si usted no fue el miércoles por la tarde al Teatro Ricardo Castro se perdió sin duda, del primer informe de Martha Olivia García, que pasará la historia no por ser el mejor, sino porque, logró convertir al Ricardo Castro por unas horas en el Palacio de Bellas Artes de la CDMX.

Lo primero que vimos en el escenario fue una orquesta que vino del Estado de México, integrada por más de 50 músicos, tenores y sopranos que más que un informe de actividades de la diputada federal era el espacio perfecto para anunciar el Festival Revueltas. Escuchamos composiciones de Roberto Cantoral, Rossini, Giuseppe Verdi y muchos se quedaron con las ganas de escuchar el Réquiem de Mozart.

La diputada Martha Olivia García no ha logrado brillar en San Lázaro y como dijo don Teofilito, ni brillará. Pero eso sí, tiene imaginación para asombrarnos. En un momento determinado, el maestro de ceremonias anunció que habría un ritual tepehuano para ayudar a la diputada, que le vaya bien, se aplique, aproveche su “cercanía” con el Presidente de la República para gestionar los recursos que tanta falta le hacen a nuestro Estado, que vote en contra de la ley de bienestar animal, y que siga siendo como ella se autodefine, “como una exempresaria con responsabilidad social”.

El ritual tepehuano duró 40 minutos, se pidió a los presentes ponerse de pie incluyendo al gobernador, descubrirse como si fueran honores a la bandera y poco faltó para que se entonara el Himno Nacional. Claro que el informe de Martha Olivia costó varios miles de pesos, llenar el Teatro Ricardo Castro de acarreados no es nada barato.

Los beneficiados del tsunami llamado AMLO, podrán gastarse todo el dinero de nuestros impuestos en sus informes, pero eso no significa que sus trabajos en las cámaras de Diputados y Senadores se reflejen en nuestra entidad. ¿Hay alguna obra que usted conozca de Margarita Valdez, Gonzalo Yáñez, Maribel Aguilera o Martha Olivia García?

Recordando a un diputado: “Si el presidente viene a Durango a llevarse nuestro dinero, mejor que no regrese”. Lo mismo puede aplicarse a los suertudos duranguenses de la 4T si no han hecho nada por Durango, mejor que no regresen a rendir sus informes. ¿A quién quiso impresionar la diputada federal? Algo bueno ha quedado de este informe: Socorro Soto Alanís debería aprovechar informes como los de Martha Olivia, para anunciar el Festival Revueltas.

No hay duda: La 4t está haciendo historia en Durango, sobre todo por los estilos personales de rendir sus informes.

La primera fue la senadora Margarita Valdez, tiró la casa por la ventana, poco le faltó para traer al total de los senadores a Durango algo nunca visto en nuestra callada, y tranquila ciudad colonial.

El invitado de lujo Ricardo Monreal, y como ya anda en campaña para 2024, le prometió al Gobernador interceder ante el Presidente de la República para declarar zona de desastre al campo duranguense. Si hubiera asistido al informe Martí Batres, la convocatoria de doña Margarita sería perfecta. Ni modo, Ricardo Monreal y el senador Batres no pueden comer en la misma mesa.

Los informes de las y los senadores y diputadas federales de la 4t son más de lo mismo: Presentan el mismo video, la danza de los millones invertidos en obra pública, gastan miles de pesos para llenar los recintos donde se presentan para ser el centro de las miradas y los aplausos que les brindan salen muy caros. En el caso de Margarita Valdez, con su primer informe de actividades arrancó su campaña rumbo al Bicentenario, en el cada vez más cercano 2022.

Seguramente Ricardo Monreal es su padrino. Por ver no se paga, y por soñar tampoco. Si usted no fue el miércoles por la tarde al Teatro Ricardo Castro se perdió sin duda, del primer informe de Martha Olivia García, que pasará la historia no por ser el mejor, sino porque, logró convertir al Ricardo Castro por unas horas en el Palacio de Bellas Artes de la CDMX.

Lo primero que vimos en el escenario fue una orquesta que vino del Estado de México, integrada por más de 50 músicos, tenores y sopranos que más que un informe de actividades de la diputada federal era el espacio perfecto para anunciar el Festival Revueltas. Escuchamos composiciones de Roberto Cantoral, Rossini, Giuseppe Verdi y muchos se quedaron con las ganas de escuchar el Réquiem de Mozart.

La diputada Martha Olivia García no ha logrado brillar en San Lázaro y como dijo don Teofilito, ni brillará. Pero eso sí, tiene imaginación para asombrarnos. En un momento determinado, el maestro de ceremonias anunció que habría un ritual tepehuano para ayudar a la diputada, que le vaya bien, se aplique, aproveche su “cercanía” con el Presidente de la República para gestionar los recursos que tanta falta le hacen a nuestro Estado, que vote en contra de la ley de bienestar animal, y que siga siendo como ella se autodefine, “como una exempresaria con responsabilidad social”.

El ritual tepehuano duró 40 minutos, se pidió a los presentes ponerse de pie incluyendo al gobernador, descubrirse como si fueran honores a la bandera y poco faltó para que se entonara el Himno Nacional. Claro que el informe de Martha Olivia costó varios miles de pesos, llenar el Teatro Ricardo Castro de acarreados no es nada barato.

Los beneficiados del tsunami llamado AMLO, podrán gastarse todo el dinero de nuestros impuestos en sus informes, pero eso no significa que sus trabajos en las cámaras de Diputados y Senadores se reflejen en nuestra entidad. ¿Hay alguna obra que usted conozca de Margarita Valdez, Gonzalo Yáñez, Maribel Aguilera o Martha Olivia García?

Recordando a un diputado: “Si el presidente viene a Durango a llevarse nuestro dinero, mejor que no regrese”. Lo mismo puede aplicarse a los suertudos duranguenses de la 4T si no han hecho nada por Durango, mejor que no regresen a rendir sus informes. ¿A quién quiso impresionar la diputada federal? Algo bueno ha quedado de este informe: Socorro Soto Alanís debería aprovechar informes como los de Martha Olivia, para anunciar el Festival Revueltas.

sábado 12 de octubre de 2019

Otra vez los mismos en busca del poder

jueves 10 de octubre de 2019

AMLO me invitó, punto: Manuel Espino

sábado 05 de octubre de 2019

¿Va en serio la propuesta de Sandra Amaya?

jueves 26 de septiembre de 2019

Lo que Vicente Fox Quezada quiso decir

jueves 19 de septiembre de 2019

La extrema derecha a la S. de Bienestar Social

Cargar Más