/ domingo 10 de diciembre de 2023

Desde el pizarrón

Para educación feliz, todos los elementos adquieren valor

La educación feliz debe ser considerada como un viaje, un viaje que emocione a los educandos para ir hacia el conocimiento, donde cada paso que den para ir a la escuela les signifique una aventura que les despierte la curiosidad y el asombro. En este viaje, los educadores actúan como guías apasionados, inspirando a sus alumnos a descubrir el mundo que los rodea.

En un entorno educativo feliz, se fomenta el bien-ser, la creatividad y la expresión individual. Los estudiantes son alentados a explorar sus intereses y a encontrar su propia voz, permitiéndoles florecer como seres únicos, alcanzar sus sueños. Se valora tanto el proceso como el resultado, reconociendo que cada error es una oportunidad de aprendizaje.

La empatía y la colaboración en las comunidades escolares son pilares fundamentales de la educación feliz. Los agentes y actores educativos no sólo aprenden a comprender y respetar las diferencias, sino que también descubren el poder de trabajar juntos para alcanzar objetivos comunes. Se cultivan habilidades sociales, costumbres, tradiciones y valores que son tan importantes como el conocimiento académico.

En este ambiente, los procesos evaluativos se transforman en herramientas para el crecimiento. Los estudiantes no obtienen sólo números o calificaciones, sino otras posibilidades de evolución que merecen apoyo y orientación. Se trata de valorar cada progreso personal y de celebrar el esfuerzo, fomentando una mentalidad de aprendizaje continuo.

Construir la educación feliz precisa tener en cuenta que su edificación no puede ser constreñida únicamente a las aulas, sino que va más allá de la escuela y el salón de clase, extendiéndose a cada espacio de la vida cotidiana. En esa construcción, es necesario que cada ser humano que conformamos el entorno de los escolares podamos aportar para que se nutra el amor por aprender, inspirando a los estudiantes a seguir explorando incluso fuera del entorno escolar, para que la educación se convierta en un viaje que dure toda la vida, llena de descubrimientos y alegrías.

Todos estos elementos deber ser tomados en cuenta no sólo desde el ámbito de un Sistema Educativo, sino desde un proyecto de gobierno que le apueste al rescate de lo fundamental y sustantivo para constituir, desde la educación, una mejor sociedad, una participación más democrática de la colectividad en la solución de los retos comunes y una gobernanza más sólida.

Está claramente demostrado que la visión de gerencia gubernamental que ha impreso a su administración el Dr. Esteban Alejandro Villegas Villarreal, está orientada a situar al campo educativo como el pilar que puede dar a Durango una posibilidad más real y duradera de convertirse en punta de desarrollo nacional e internacional; y que ha encontrado en la Lic. Marisol Rosso Rivera no sólo a una compañera de vida, sino a una colaboradora que ha llevado su esfuerzo a fortalecer su familia y a fortificar las ideas y acciones de su esposo y gobernador.

El arte de gobernar no sólo consiste en administrar recursos, crear infraestructura o influir en la economía; se trata mayormente de organizar y coordinar esfuerzos orientados hacia fines sociales más perdurables y trascendentales. En esa orientación, Esteban y Marisol han confluido en esfuerzos y han propiciado la confluencia de voluntades ciudadanas para hacer que la salud, la familia y la educación sean temas en los que todos podamos intervenir para alcanzar objetivos de gran calado, mediante acciones de convivencia familiar, de desprendimiento, solidaridad, de ejemplo de una vida en valores humanos; una axiología vivencial que impacte en metas de horizontes más amplios.

Una muestra de ello, y es sólo una muestra, son las dos actividades en las que más recientemente hemos sido convocados los duranguenses por parte del Gobernador y de la Presidente del DIF estatal, para significar de manera amena y despegada en la consecución de un objetivo más profundo: Participar en la reconstrucción del Sistema Educativo para la cimentación de una educación más feliz.

La Kermes de la Familia y el Radio Maratón son dos tareas que Marisol y Esteban rescatan y reconstruyen para hacer que la ciudadanía colabore en una labor de impacto educativo y emocional para las niñas, los niños y los adolescentes duranguenses, nuestro mayor tesoro, de forma incluyente, con equidad e igualdad; que al igual que otros programas como la entrega de uniformes y útiles escolares generen identidad, pertenencia y sentido de corresponsabilidad entre los escolares y entre todos los habitantes de nuestro estado.

La entrega de juguetes y aguinaldos es un acontecimiento que la niñez duranguense acoge con alegría, que pone pautas para la escuela feliz y se convierte en ese corolario que viene a dar satisfacción plena a una intervención colectiva que aporta voluntad y esfuerzo con visión de futuro, bajo el liderazgo de sus gobernantes. Honor a quien honor merece.

Para educación feliz, todos los elementos adquieren valor

La educación feliz debe ser considerada como un viaje, un viaje que emocione a los educandos para ir hacia el conocimiento, donde cada paso que den para ir a la escuela les signifique una aventura que les despierte la curiosidad y el asombro. En este viaje, los educadores actúan como guías apasionados, inspirando a sus alumnos a descubrir el mundo que los rodea.

En un entorno educativo feliz, se fomenta el bien-ser, la creatividad y la expresión individual. Los estudiantes son alentados a explorar sus intereses y a encontrar su propia voz, permitiéndoles florecer como seres únicos, alcanzar sus sueños. Se valora tanto el proceso como el resultado, reconociendo que cada error es una oportunidad de aprendizaje.

La empatía y la colaboración en las comunidades escolares son pilares fundamentales de la educación feliz. Los agentes y actores educativos no sólo aprenden a comprender y respetar las diferencias, sino que también descubren el poder de trabajar juntos para alcanzar objetivos comunes. Se cultivan habilidades sociales, costumbres, tradiciones y valores que son tan importantes como el conocimiento académico.

En este ambiente, los procesos evaluativos se transforman en herramientas para el crecimiento. Los estudiantes no obtienen sólo números o calificaciones, sino otras posibilidades de evolución que merecen apoyo y orientación. Se trata de valorar cada progreso personal y de celebrar el esfuerzo, fomentando una mentalidad de aprendizaje continuo.

Construir la educación feliz precisa tener en cuenta que su edificación no puede ser constreñida únicamente a las aulas, sino que va más allá de la escuela y el salón de clase, extendiéndose a cada espacio de la vida cotidiana. En esa construcción, es necesario que cada ser humano que conformamos el entorno de los escolares podamos aportar para que se nutra el amor por aprender, inspirando a los estudiantes a seguir explorando incluso fuera del entorno escolar, para que la educación se convierta en un viaje que dure toda la vida, llena de descubrimientos y alegrías.

Todos estos elementos deber ser tomados en cuenta no sólo desde el ámbito de un Sistema Educativo, sino desde un proyecto de gobierno que le apueste al rescate de lo fundamental y sustantivo para constituir, desde la educación, una mejor sociedad, una participación más democrática de la colectividad en la solución de los retos comunes y una gobernanza más sólida.

Está claramente demostrado que la visión de gerencia gubernamental que ha impreso a su administración el Dr. Esteban Alejandro Villegas Villarreal, está orientada a situar al campo educativo como el pilar que puede dar a Durango una posibilidad más real y duradera de convertirse en punta de desarrollo nacional e internacional; y que ha encontrado en la Lic. Marisol Rosso Rivera no sólo a una compañera de vida, sino a una colaboradora que ha llevado su esfuerzo a fortalecer su familia y a fortificar las ideas y acciones de su esposo y gobernador.

El arte de gobernar no sólo consiste en administrar recursos, crear infraestructura o influir en la economía; se trata mayormente de organizar y coordinar esfuerzos orientados hacia fines sociales más perdurables y trascendentales. En esa orientación, Esteban y Marisol han confluido en esfuerzos y han propiciado la confluencia de voluntades ciudadanas para hacer que la salud, la familia y la educación sean temas en los que todos podamos intervenir para alcanzar objetivos de gran calado, mediante acciones de convivencia familiar, de desprendimiento, solidaridad, de ejemplo de una vida en valores humanos; una axiología vivencial que impacte en metas de horizontes más amplios.

Una muestra de ello, y es sólo una muestra, son las dos actividades en las que más recientemente hemos sido convocados los duranguenses por parte del Gobernador y de la Presidente del DIF estatal, para significar de manera amena y despegada en la consecución de un objetivo más profundo: Participar en la reconstrucción del Sistema Educativo para la cimentación de una educación más feliz.

La Kermes de la Familia y el Radio Maratón son dos tareas que Marisol y Esteban rescatan y reconstruyen para hacer que la ciudadanía colabore en una labor de impacto educativo y emocional para las niñas, los niños y los adolescentes duranguenses, nuestro mayor tesoro, de forma incluyente, con equidad e igualdad; que al igual que otros programas como la entrega de uniformes y útiles escolares generen identidad, pertenencia y sentido de corresponsabilidad entre los escolares y entre todos los habitantes de nuestro estado.

La entrega de juguetes y aguinaldos es un acontecimiento que la niñez duranguense acoge con alegría, que pone pautas para la escuela feliz y se convierte en ese corolario que viene a dar satisfacción plena a una intervención colectiva que aporta voluntad y esfuerzo con visión de futuro, bajo el liderazgo de sus gobernantes. Honor a quien honor merece.

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 03 de marzo de 2024

Desde el pizarrón

Lectura, elemento central en el mejoramiento académico

Guillermo Adame Calderón

domingo 18 de febrero de 2024

Desde el pizarrón

El Tecnológico y la fuerza joven

Guillermo Adame Calderón

domingo 11 de febrero de 2024

Desde el pizarrón

Mentefactura para el Durango del 2024

Guillermo Adame Calderón

Cargar Más