/ domingo 7 de enero de 2024

Desde el pizarrón

Balance y plataforma educativa

Para finalizar el año 2023, es preciso realizar una reflexión en torno a lo que se ha efectuado durante los últimos 12 meses en el Sistema Educativo Estatal, en la búsqueda de alcanzar objetivos de una educación exitosa, en la que se nutra tanto el intelecto como el desarrollo emocional y social no sólo de los estudiantes, sino de cada trabajador de la Secretaría de Educación, en el que no sólo nos centremos en la adquisición de conocimientos académicos, sino que también nos preocupemos por la formación integral de mujeres y hombres capaces, éticos y comprometidos con su entorno; ciudadanos conscientes y líderes del mañana.

En este contexto, es necesario tener en cuenta que la base del equilibrio radica en un plan de acción bien diseñado, que abarque tanto los fundamentos teóricos como las habilidades prácticas y las herramientas necesarias para enfrentar los desafíos de un Sistema tan grande y complejo como lo es el educativo; por ello, lo primordial fue presentar el Programa Educativo de Durango 2023-2028.

Para alcanzar los objetivos del Programa, fue necesario considerar que la interacción social desempeña un papel vital; que las oportunidades para el trabajo en común, la comunicación efectiva y la resolución de conflictos contribuyen al desarrollo de habilidades sociales y emocionales, en medio de un ambiente inclusivo de todos los actores; en ese sentido, se ha consolidado un trabajo en equipo excepcional; en él se han conglomerado a las mejores mujeres y los mejores hombres, comprometidos, con un tipo de liderazgo diferente en cada uno de ellos, para que lo ejerzan y lo potencien, en favor de un servicio educativo suficiente, eficiente equitativo y de calidad.

También, fue ineludible establecer y reestablecer relaciones con entidades locales y externas que influyen y/o pueden influir colaborativamente en el alcance de las metas, en su rediseño y hasta en la modificación de sus horizontes; así, hemos logrado una vinculación virtuosa con la Secretaría de Educación Pública y otras instancias de la Ciudad de México; se han construido buenas relaciones sindicales, no sólo con las agrupaciones estatales, sino con sus asociaciones nacionales, a través de diplomacias respetuosas de cada uno de los campos de representación y actuación.

En esta intención de construir conexiones colaborativas hemos signado convenios con Arca Continental para instaurar una infraestructura ecológica en los planteles, con la Organización de Estados Iberoamericanos, uno de ellos para la atención focalizada en comunidades indígenas; con el Instituto Nacional Electoral y el Órgano representativo estatal para favorecer los procesos democráticos desde las escuelas y otros muchos acuerdos más con otras instancias.

El objetivo principal ha sido la excelencia académica; colocar a nuestra entidad dentro del Top 5, situarnos entre los cinco estados de la República que mejores logros educativos obtienen; lo hemos iniciado proporcionando a los educandos una base sólida en materias fundamentales como el inglés, el que ahora se cursa hasta en sesiones sabatinas y desde preescolar hasta preparatoria; lo estamos haciendo con las Aulas Interactivas Digitales, con la estrategia Actívate Durango, con la Expansión de la Educación Inicial, el programa de Lectura, Escritura y Matemáticas que está subsanando las insuficiencias que presentaron los libros de texto gratuitos y los materiales educativos; con el programa más amplio de Infraestructura Educativa y Equipamiento Escolar; sentando las bases para el éxito en el ámbito académico y más allá.

No hemos pasado por alto el papel esencial de los educadores; sabemos que un balance educativo exitoso requiere maestros comprometidos, apasionados y adaptativos, capaces de inspirar a sus estudiantes y personalizar la enseñanza para satisfacer las necesidades individuales; bajo esa premisa hemos favorecido el que el profesorado cuente con los mejores insumos para su actuación docente, para la retroalimentación constructiva y el estímulo positivo como herramientas valiosas para motivar el aprendizaje continuo; para ello convocamos a los mejores especialistas a que realizaran el análisis de los nuevos libros de texto; con ese fin llevamos a cabo el Primer Congreso Internacional de Educación, Salud y Género; bajo ese argumento fuimos pioneros en recibir las Caravanas por la educación y otra serie de eventos magnos que han dado distintivo al sector educativo.

Hoy podemos decir que con un equipo proactivo, con la mejora de la comunicación, con lealtad y compromiso, bajo un adecuado manejo de las crisis y los conflictos, hemos podido avanzar en el reordenamiento administrativo y en la recuperación de la rectoría de los procesos educativos por parte del Estado, lo que permitirá continuar a partir del 2024 con una Planeación estratégica más orientada hacia lo académico, para seguir impulsando programas innovadores y recuperando programas exitosos.

Este es nuestro balance educativo, en el que reconocemos las diversas dimensiones del crecimiento humano y en el que tenemos presente que al nutrir la mente, el corazón y el espíritu de todos los que participamos, la educación se convierte en una herramienta poderosa para la formación de individuos completos y ciudadanos responsables. Al aspirar a este equilibrio, no sólo estamos cultivando líderes académicos, sino también forjando el futuro de una sociedad más comprensiva, justa y sostenible. Esta es también nuestra plataforma, desde donde continuaremos educando con valor. Mis mejores deseos para todos en este año nuevo.

Balance y plataforma educativa

Para finalizar el año 2023, es preciso realizar una reflexión en torno a lo que se ha efectuado durante los últimos 12 meses en el Sistema Educativo Estatal, en la búsqueda de alcanzar objetivos de una educación exitosa, en la que se nutra tanto el intelecto como el desarrollo emocional y social no sólo de los estudiantes, sino de cada trabajador de la Secretaría de Educación, en el que no sólo nos centremos en la adquisición de conocimientos académicos, sino que también nos preocupemos por la formación integral de mujeres y hombres capaces, éticos y comprometidos con su entorno; ciudadanos conscientes y líderes del mañana.

En este contexto, es necesario tener en cuenta que la base del equilibrio radica en un plan de acción bien diseñado, que abarque tanto los fundamentos teóricos como las habilidades prácticas y las herramientas necesarias para enfrentar los desafíos de un Sistema tan grande y complejo como lo es el educativo; por ello, lo primordial fue presentar el Programa Educativo de Durango 2023-2028.

Para alcanzar los objetivos del Programa, fue necesario considerar que la interacción social desempeña un papel vital; que las oportunidades para el trabajo en común, la comunicación efectiva y la resolución de conflictos contribuyen al desarrollo de habilidades sociales y emocionales, en medio de un ambiente inclusivo de todos los actores; en ese sentido, se ha consolidado un trabajo en equipo excepcional; en él se han conglomerado a las mejores mujeres y los mejores hombres, comprometidos, con un tipo de liderazgo diferente en cada uno de ellos, para que lo ejerzan y lo potencien, en favor de un servicio educativo suficiente, eficiente equitativo y de calidad.

También, fue ineludible establecer y reestablecer relaciones con entidades locales y externas que influyen y/o pueden influir colaborativamente en el alcance de las metas, en su rediseño y hasta en la modificación de sus horizontes; así, hemos logrado una vinculación virtuosa con la Secretaría de Educación Pública y otras instancias de la Ciudad de México; se han construido buenas relaciones sindicales, no sólo con las agrupaciones estatales, sino con sus asociaciones nacionales, a través de diplomacias respetuosas de cada uno de los campos de representación y actuación.

En esta intención de construir conexiones colaborativas hemos signado convenios con Arca Continental para instaurar una infraestructura ecológica en los planteles, con la Organización de Estados Iberoamericanos, uno de ellos para la atención focalizada en comunidades indígenas; con el Instituto Nacional Electoral y el Órgano representativo estatal para favorecer los procesos democráticos desde las escuelas y otros muchos acuerdos más con otras instancias.

El objetivo principal ha sido la excelencia académica; colocar a nuestra entidad dentro del Top 5, situarnos entre los cinco estados de la República que mejores logros educativos obtienen; lo hemos iniciado proporcionando a los educandos una base sólida en materias fundamentales como el inglés, el que ahora se cursa hasta en sesiones sabatinas y desde preescolar hasta preparatoria; lo estamos haciendo con las Aulas Interactivas Digitales, con la estrategia Actívate Durango, con la Expansión de la Educación Inicial, el programa de Lectura, Escritura y Matemáticas que está subsanando las insuficiencias que presentaron los libros de texto gratuitos y los materiales educativos; con el programa más amplio de Infraestructura Educativa y Equipamiento Escolar; sentando las bases para el éxito en el ámbito académico y más allá.

No hemos pasado por alto el papel esencial de los educadores; sabemos que un balance educativo exitoso requiere maestros comprometidos, apasionados y adaptativos, capaces de inspirar a sus estudiantes y personalizar la enseñanza para satisfacer las necesidades individuales; bajo esa premisa hemos favorecido el que el profesorado cuente con los mejores insumos para su actuación docente, para la retroalimentación constructiva y el estímulo positivo como herramientas valiosas para motivar el aprendizaje continuo; para ello convocamos a los mejores especialistas a que realizaran el análisis de los nuevos libros de texto; con ese fin llevamos a cabo el Primer Congreso Internacional de Educación, Salud y Género; bajo ese argumento fuimos pioneros en recibir las Caravanas por la educación y otra serie de eventos magnos que han dado distintivo al sector educativo.

Hoy podemos decir que con un equipo proactivo, con la mejora de la comunicación, con lealtad y compromiso, bajo un adecuado manejo de las crisis y los conflictos, hemos podido avanzar en el reordenamiento administrativo y en la recuperación de la rectoría de los procesos educativos por parte del Estado, lo que permitirá continuar a partir del 2024 con una Planeación estratégica más orientada hacia lo académico, para seguir impulsando programas innovadores y recuperando programas exitosos.

Este es nuestro balance educativo, en el que reconocemos las diversas dimensiones del crecimiento humano y en el que tenemos presente que al nutrir la mente, el corazón y el espíritu de todos los que participamos, la educación se convierte en una herramienta poderosa para la formación de individuos completos y ciudadanos responsables. Al aspirar a este equilibrio, no sólo estamos cultivando líderes académicos, sino también forjando el futuro de una sociedad más comprensiva, justa y sostenible. Esta es también nuestra plataforma, desde donde continuaremos educando con valor. Mis mejores deseos para todos en este año nuevo.

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 03 de marzo de 2024

Desde el pizarrón

Lectura, elemento central en el mejoramiento académico

Guillermo Adame Calderón

domingo 18 de febrero de 2024

Desde el pizarrón

El Tecnológico y la fuerza joven

Guillermo Adame Calderón

domingo 11 de febrero de 2024

Desde el pizarrón

Mentefactura para el Durango del 2024

Guillermo Adame Calderón

Cargar Más