/ sábado 15 de diciembre de 2018

La política es como el amor: Nada está escrito

Sin duda alguna los acontecimientos políticos de esta semana en Durango cambiarán el rumbo del escenario electoral de 2019. Por un lado, la recuperación de la autonomía y la salida del Yunque de la UJED con la llegada de Rubén Solís. También el asunto del senador con licencia y presidente municipal José Ramón Enríquez. Lo mismo, el escándalo del magistrado duranguense por conductas nepotistas en el Poder Judicial. Y la cereza del pastel: la salida de la diputada Sandra Amaya de la Coordinación Política del Congreso del Estado.

Hace mucho tiempo no teníamos una semana tan agitada en Durango, lo que significa, posiblemente, empezar el año 2019 con acontecimientos inéditos en nuestra callada y tranquila ciudad colonial.

En política tampoco todo lo que brilla es oro. También, como dice la canción popular “Ayer maravilla fui llorona, y ahora ni sombra soy”. El tema del juicio político en contra de José Ramón Enríquez ha dado y seguirá dando mucho de qué hablar. En el caso de la diputada por MORENA Sandra Amaya, quien fuera la primera mujer en convertirse en la Coordinadora del Congreso, en su historia hay más mentiras que verdades. En el Congreso, la mano que meció la cuna se llama Otniel García Navarro. Un día se dio cuenta que el PRI estaba a punto de desaparecer como partido político. En el tricolor de sus amores, se dio cuenta que jamás sería Senador de la República y mucho menos Presidente Municipal. Gonzalo Yáñez, el maestro de la actuación de la clase política duranguense, “chamaqueó” a varios incluyendo al inteligente morenista Otniel García Navarro. “Haiga como haiga sido”, Otniel se convirtió en diputado pluri por MORENA y ya encarrerado el gato le pidió a su padrino Enrique Novelo que lo hiciera en su momento candidato a la Presidencia Municipal de Durango.

¡Lástima Margarito!, el ahora ex poderoso “Súper Delegado Federal”. Derivado de las negociaciones entre los gobernadores y López Obrador, la figura de “súper delegado” desparece y serán las respectivas Secretarías de Estado las que pongan a sus delegados. Por esa razón, Enrique Novelo acabará despachando en la Delegación de Bienestar Social. Hablando de mujeres y traiciones, a Don Enrique a quienes algunos llamaron “Vice Gobernador” para mayor información nunca tuvo en sus manos su nombramiento firmado. El delfín de Novelo para la Presidencia Municipal, cuando fue poderoso, era Otniel García Navarro. El ¿“expriista”? hoy en MORENA siempre vio en Sandra Amaya a una amazona con piernas de jinete para competirle la carrera como candidata a la Presidencia Municipal. Sandra Amaya llegó por acuerdos a ser la Coordinadora del Congreso, y así se va. La razón por lo que lo hace es porque tiene su proyecto político para 2019. Si usted me lo permite, como resultado de la “Operación Otniel” por increíble que parezca, los más beneficiados son: Héctor Vela, Nacho Aguado y Sandra Amaya. Otniel, si está pensando que Enrique Novelo aún tiene la fuerza para hacerlo candidato, si es pasión que se le borre. No sabemos quién será el candidato de MORENA a la Presidencia Municipal pero en Las Vegas, las apuestas están 3 a 1 a que no será Otniel García Navarro. Tal vez Enrique Novelo lo quisiera, pero la militancia de MORENA y los simpatizantes de ese partido, que son muchos, no.

Sin duda alguna los acontecimientos políticos de esta semana en Durango cambiarán el rumbo del escenario electoral de 2019. Por un lado, la recuperación de la autonomía y la salida del Yunque de la UJED con la llegada de Rubén Solís. También el asunto del senador con licencia y presidente municipal José Ramón Enríquez. Lo mismo, el escándalo del magistrado duranguense por conductas nepotistas en el Poder Judicial. Y la cereza del pastel: la salida de la diputada Sandra Amaya de la Coordinación Política del Congreso del Estado.

Hace mucho tiempo no teníamos una semana tan agitada en Durango, lo que significa, posiblemente, empezar el año 2019 con acontecimientos inéditos en nuestra callada y tranquila ciudad colonial.

En política tampoco todo lo que brilla es oro. También, como dice la canción popular “Ayer maravilla fui llorona, y ahora ni sombra soy”. El tema del juicio político en contra de José Ramón Enríquez ha dado y seguirá dando mucho de qué hablar. En el caso de la diputada por MORENA Sandra Amaya, quien fuera la primera mujer en convertirse en la Coordinadora del Congreso, en su historia hay más mentiras que verdades. En el Congreso, la mano que meció la cuna se llama Otniel García Navarro. Un día se dio cuenta que el PRI estaba a punto de desaparecer como partido político. En el tricolor de sus amores, se dio cuenta que jamás sería Senador de la República y mucho menos Presidente Municipal. Gonzalo Yáñez, el maestro de la actuación de la clase política duranguense, “chamaqueó” a varios incluyendo al inteligente morenista Otniel García Navarro. “Haiga como haiga sido”, Otniel se convirtió en diputado pluri por MORENA y ya encarrerado el gato le pidió a su padrino Enrique Novelo que lo hiciera en su momento candidato a la Presidencia Municipal de Durango.

¡Lástima Margarito!, el ahora ex poderoso “Súper Delegado Federal”. Derivado de las negociaciones entre los gobernadores y López Obrador, la figura de “súper delegado” desparece y serán las respectivas Secretarías de Estado las que pongan a sus delegados. Por esa razón, Enrique Novelo acabará despachando en la Delegación de Bienestar Social. Hablando de mujeres y traiciones, a Don Enrique a quienes algunos llamaron “Vice Gobernador” para mayor información nunca tuvo en sus manos su nombramiento firmado. El delfín de Novelo para la Presidencia Municipal, cuando fue poderoso, era Otniel García Navarro. El ¿“expriista”? hoy en MORENA siempre vio en Sandra Amaya a una amazona con piernas de jinete para competirle la carrera como candidata a la Presidencia Municipal. Sandra Amaya llegó por acuerdos a ser la Coordinadora del Congreso, y así se va. La razón por lo que lo hace es porque tiene su proyecto político para 2019. Si usted me lo permite, como resultado de la “Operación Otniel” por increíble que parezca, los más beneficiados son: Héctor Vela, Nacho Aguado y Sandra Amaya. Otniel, si está pensando que Enrique Novelo aún tiene la fuerza para hacerlo candidato, si es pasión que se le borre. No sabemos quién será el candidato de MORENA a la Presidencia Municipal pero en Las Vegas, las apuestas están 3 a 1 a que no será Otniel García Navarro. Tal vez Enrique Novelo lo quisiera, pero la militancia de MORENA y los simpatizantes de ese partido, que son muchos, no.

jueves 10 de enero de 2019

¡Soltaron al tigre!

jueves 03 de enero de 2019

El EZLN y el Tren Maya

jueves 27 de diciembre de 2018

En 2024 el PRI y el PAN regresarán

Cargar Más