/ viernes 19 de marzo de 2021

Movilidad eléctrica

Primero fue el vapor, el propulsor para los vehículos del siglo XIX, enormes y pesadas máquinas, pero que satisficieron las exigencias de la época. Luego el carbón, la gasolina, el combustóleo, diésel, gas y demás combustibles arrancados de los fósiles, pecado que estamos sufriendo, por los trastornos a ojos vista, por los impactos a nuestra única casa, la tierra.

Lo de hoy, son las energías renovables, hídrica, eólica, solar, geotérmica, biomasa, como esperanza para reducir los gases de efecto invernadero, con el propósito de que la temperatura no siga aumentando, la meta es 1.5 grados celsius.

Dice un reconocido refrán “Piensa globalmente, actúa localmente”, en esa tesitura insistimos en Durango, las formas y los fondos para cumplir con esta enorme responsabilidad, para ser activos en los objetivos del Desarrollo Sostenible 2030 de la ONU, No. 13, Acciones por el Clima; No. 11, Ciudades y Comunidades Sostenibles.

Es así que llega a la ciudad capital el primer autobús eléctrico que prestará el servicio público de pasajeros durante dos semanas, en conocida ruta color naranja, en el acto de arranque estuvieron los representantes de la CTM, René Carreón y por la CROC, Amalia Ibarra, a quienes se les brindó toda la información de operación y características técnicas.

Se coincide en la urgente necesidad de ir adoptando este tipo de unidades, por las conveniencias económicas, sociales y ambientales que representan, el trabajo no queda sólo en la demostración del autobús, sino en la búsqueda de esquemas de financiamiento, que hagan posible estar a la par con otras ciudades de México y de Sudamérica.

La pila de litio da para recorrer 250 kilómetros y la recarga se logra en dos horas y medio, al final de la experiencia, conoceremos el valor del consumo de electricidad, misma que también se estudia, provenga de uno de los tantos huertos solares que existan en el municipio y en el Estado.

El Programa de Energías Renovables del Estado de Durango contiene ambiciosas metas, no sólo en lo que se refiere a la movilidad eléctrica, sino además en la promoción para la industria del ramo, para hacer de esta entidad federativa, la cuna de la fabricación, distribución y comercialización de todos los enseres de las energías verdes, desde un cable hasta el ala para del generador eólico.

Primero fue el vapor, el propulsor para los vehículos del siglo XIX, enormes y pesadas máquinas, pero que satisficieron las exigencias de la época. Luego el carbón, la gasolina, el combustóleo, diésel, gas y demás combustibles arrancados de los fósiles, pecado que estamos sufriendo, por los trastornos a ojos vista, por los impactos a nuestra única casa, la tierra.

Lo de hoy, son las energías renovables, hídrica, eólica, solar, geotérmica, biomasa, como esperanza para reducir los gases de efecto invernadero, con el propósito de que la temperatura no siga aumentando, la meta es 1.5 grados celsius.

Dice un reconocido refrán “Piensa globalmente, actúa localmente”, en esa tesitura insistimos en Durango, las formas y los fondos para cumplir con esta enorme responsabilidad, para ser activos en los objetivos del Desarrollo Sostenible 2030 de la ONU, No. 13, Acciones por el Clima; No. 11, Ciudades y Comunidades Sostenibles.

Es así que llega a la ciudad capital el primer autobús eléctrico que prestará el servicio público de pasajeros durante dos semanas, en conocida ruta color naranja, en el acto de arranque estuvieron los representantes de la CTM, René Carreón y por la CROC, Amalia Ibarra, a quienes se les brindó toda la información de operación y características técnicas.

Se coincide en la urgente necesidad de ir adoptando este tipo de unidades, por las conveniencias económicas, sociales y ambientales que representan, el trabajo no queda sólo en la demostración del autobús, sino en la búsqueda de esquemas de financiamiento, que hagan posible estar a la par con otras ciudades de México y de Sudamérica.

La pila de litio da para recorrer 250 kilómetros y la recarga se logra en dos horas y medio, al final de la experiencia, conoceremos el valor del consumo de electricidad, misma que también se estudia, provenga de uno de los tantos huertos solares que existan en el municipio y en el Estado.

El Programa de Energías Renovables del Estado de Durango contiene ambiciosas metas, no sólo en lo que se refiere a la movilidad eléctrica, sino además en la promoción para la industria del ramo, para hacer de esta entidad federativa, la cuna de la fabricación, distribución y comercialización de todos los enseres de las energías verdes, desde un cable hasta el ala para del generador eólico.

ÚLTIMASCOLUMNAS