/ miércoles 22 de mayo de 2019

Registra tu vivienda en el Registro Público de la Propiedad

El Registro Público de la Propiedad y Comercio es una institución encargada de llevar nota de todos los procesos legales que intervienen sobre un inmueble, desde su adquisición o su situación legal, como hipotecas, embargos o créditos, hasta su venta.

En realidad, no existe una afectación grave por no tener una propiedad inscrita ante el Registro, sin embargo, es necesario, ya que es la única institución en la que se puede reconocer el derecho sobre un inmueble, la escritura pública de la propiedad solo es válida si está inscrita en el Registro, da respaldo ante reclamos de terceros, como familiares, expropietarios o acreedores de expropietario y brinda protección judicial en caso de posesiones por instituciones crediticias.

Además, es un requisito indispensable al momento de solicitar un crédito hipotecario, pues no sólo se comprueba la propiedad del inmueble, sino que también se debe notificar al Registro la situación legal que recaerá sobre ella.

Al finalizar el pago del crédito, se debe expedir un documento, en el mismo Registro Público de la Propiedad, que demuestre la liberación de adeudos del inmueble, también conocido como Certificado de Liberación de Gravamen.

La escritura pública de propiedad se obtiene al hacer la compra de tu vivienda y aunque la certificación se realiza ante un notario público, es en la inscripción del Registro donde obtiene su validez legal. Si no se cuenta con la escritura de tu propiedad, deberás asistir a la notaría donde se expidió el documento para solicitar una copia certificada.

En caso de que la casa haya sido previamente inscrita por el expropietario, es necesario registrar la acción realizada, con el propósito de transferir el título y los derechos del inmueble al nuevo dueño, y cualquiera de estos documentos que se presenten, deberán ir acompañados de una copia certificada, autorizada, firmada por el notario, y llevar el sello de la notaría.

La documentación que debe presentarse dependerá del acto que se realice, pero básicamente son el avalúo comercial del inmueble, el certificado de Liberación de Gravamen, emitido ante el Registro Público de la Propiedad y de orden fiscal; Declaración de Impuesto sobre la Renta; Declaración del Impuesto sobre Adquisición de Inmuebles y el recibo de pago del impuesto predial al corriente de pago.

Los involucrados deberán presentar una identificación oficial con fotografía, así como las copias correspondientes de los documentos, debidamente notariadas, para realizar la inscripción.

El costo del proceso se establece de acuerdo al proceso que se solicita, por lo que, en el caso de inscripción de la vivienda, el costo varía conforme al valor de la vivienda, mientras que otros derechos tienen otros costos, pero al momento del pago se entrega el recibo correspondiente.

Para realizar el registro deberán asistir los involucrados en el acto, ya que el trámite únicamente lo podrá solicitar el titular registral o su representante legal, el cual debe tener un poder notarial y un testigo. Se recomienda hacer el pago de manera previa al registro y llevar los documentos con una copia para su recepción.

El Registro Público de la Propiedad y Comercio es una institución encargada de llevar nota de todos los procesos legales que intervienen sobre un inmueble, desde su adquisición o su situación legal, como hipotecas, embargos o créditos, hasta su venta.

En realidad, no existe una afectación grave por no tener una propiedad inscrita ante el Registro, sin embargo, es necesario, ya que es la única institución en la que se puede reconocer el derecho sobre un inmueble, la escritura pública de la propiedad solo es válida si está inscrita en el Registro, da respaldo ante reclamos de terceros, como familiares, expropietarios o acreedores de expropietario y brinda protección judicial en caso de posesiones por instituciones crediticias.

Además, es un requisito indispensable al momento de solicitar un crédito hipotecario, pues no sólo se comprueba la propiedad del inmueble, sino que también se debe notificar al Registro la situación legal que recaerá sobre ella.

Al finalizar el pago del crédito, se debe expedir un documento, en el mismo Registro Público de la Propiedad, que demuestre la liberación de adeudos del inmueble, también conocido como Certificado de Liberación de Gravamen.

La escritura pública de propiedad se obtiene al hacer la compra de tu vivienda y aunque la certificación se realiza ante un notario público, es en la inscripción del Registro donde obtiene su validez legal. Si no se cuenta con la escritura de tu propiedad, deberás asistir a la notaría donde se expidió el documento para solicitar una copia certificada.

En caso de que la casa haya sido previamente inscrita por el expropietario, es necesario registrar la acción realizada, con el propósito de transferir el título y los derechos del inmueble al nuevo dueño, y cualquiera de estos documentos que se presenten, deberán ir acompañados de una copia certificada, autorizada, firmada por el notario, y llevar el sello de la notaría.

La documentación que debe presentarse dependerá del acto que se realice, pero básicamente son el avalúo comercial del inmueble, el certificado de Liberación de Gravamen, emitido ante el Registro Público de la Propiedad y de orden fiscal; Declaración de Impuesto sobre la Renta; Declaración del Impuesto sobre Adquisición de Inmuebles y el recibo de pago del impuesto predial al corriente de pago.

Los involucrados deberán presentar una identificación oficial con fotografía, así como las copias correspondientes de los documentos, debidamente notariadas, para realizar la inscripción.

El costo del proceso se establece de acuerdo al proceso que se solicita, por lo que, en el caso de inscripción de la vivienda, el costo varía conforme al valor de la vivienda, mientras que otros derechos tienen otros costos, pero al momento del pago se entrega el recibo correspondiente.

Para realizar el registro deberán asistir los involucrados en el acto, ya que el trámite únicamente lo podrá solicitar el titular registral o su representante legal, el cual debe tener un poder notarial y un testigo. Se recomienda hacer el pago de manera previa al registro y llevar los documentos con una copia para su recepción.

miércoles 21 de agosto de 2019

La tragedia de Ucrania, según Vargas Llosa

miércoles 07 de agosto de 2019

Dos décadas sin Sabines

miércoles 31 de julio de 2019

Mejora tu negocio

miércoles 24 de julio de 2019

Antología, el legado de José Alvarado

miércoles 17 de julio de 2019

La obesidad y la osteoporosis

miércoles 10 de julio de 2019

El mezcal de Durango

miércoles 03 de julio de 2019

Hacer un alto en el camino

miércoles 26 de junio de 2019

Síndrome de Asperger y Autismo

miércoles 19 de junio de 2019

El día que Normandía marcó la historia

Cargar Más