/ miércoles 25 de marzo de 2020

Columna liberal

Volteando un poco la vista hacia el pasado reciente del municipio de Durango comprobamos que el doctor Enríquez Herrera en su afán de lograr la reelección como paso obligado para conseguir posteriormente la gubernatura del Estado, mucho le falló en ese cálculo.

En él, sentía que sus anhelos se realizarían, que ya la tenía ganada, pero su excesiva confianza, erróneos asesoramientos y sobre todo incumplimiento de los reclamos de la ciudadanía, todo eso lo llevó a tener su noche triste cuando y con los primeros resultados en el conteo de votos parecía que le aseguraban el triunfo, pero con los contundentes y últimos resultados su derrota fue más que aplastante y dolorosa, con lo cual y de repente despertó de un sueño imposible y fue cuando empezó a darse cuenta de sus costosísimos errores que lo llevaron a la derrota, además de ubicarlo en que después ya no opera aquello de “si hubiera”.

José Ramón Enríquez cometió el error de prometer en campaña que su administración sería de puertas abiertas para todos los ciudadanos y algunos otros slogans que a la postre caro se los cobró el pueblo, como aquellos de: Resolveré los problemas más urgentes y sentidos de la ciudadanía y no escatimaré recursos para apoyar los grupos más vulnerables, conseguiremos los empleos que los duranguenses reclaman, etc.

Así que confiamos que nuestro actual alcalde ya tomó nota de los errores que llevaron al fracaso a su antecesor en sus pretendidos deseos y planes políticos. Su posición actual lo ubica, si se pone las pilas, en un seguro trampolín para estadios mayores, o si no, y según su desempeño, será su Waterloo.

Le daremos un dato para muestra del rechazo al expresidente municipal: Un comité de vecinos del fraccionamiento Domingo Arrieta de esta ciudad le dirigió un escrito en el cual le solicitaron resolviera un serio problema sobre el bulevar Domingo Arrieta originado por el cada vez más excesivo y por tanto conflictivo tráfico vehicular que se da en la intercepción de la vialidad Ismael Lares y el precitado bulevar donde se han registrado múltiples accidentes con saldos de muertos por atropellamiento, heridos y elevados costos por reparaciones de los vehículos siniestrados.

Se le hizo ver que la anterior administración de origen priista hizo caso omiso a la petición de los vecinos que para resolver la problemática instalara un semáforo y su respuesta fue cerrar o tapar el acceso a los vehículos que viniendo de la calle Ismael Lares se quisieran incorporar al bulevar Domingo Arrieta para transitar hacia el norte de dicha rúa. Esa fue la respuesta de su antecesor licenciado Salum, complicándose mucho más el problema. También hubo respuesta de los vecinos y en menos que canta un gallo un grupo de aguerridas mujeres, (ya ve cómo se las gastan hoy en día), con pico y pala volvieron a destapar ese acceso.

Pues bien señor alcalde, de nueva cuenta ese comité de vecinos acudió a su despacho para pedirle una entrevista para y mediante escrito replantearle el problema, pero una secretaria les informó que tenía muy llena su agenda, que no los podría atender que pasaran con Milka, quien como su secretaria particular les atendería. Y otra vez la misma historia, está muy ocupada y tiene muchos pendientes, que dejaran el escrito y luego se lo pasarían.

Ya en la Dirección Municipal de Policía y Tránsito qué le digo, muy ocupado el titular de esa dependencia, por lo que tanto a él como al subdirector de Tránsito y Vialidad se les dejó su respectiva copia, quien quite si a tanto y tanto y con el apoyo de San Juditas Tadeo se logre lo que no se pudo en las dos administraciones municipales anteriores, o sea el de otorgar seguridad a automovilistas, motociclistas, ciclistas y peatones de esa conflictiva zona instalándose un semáforo.

Deseamos que le vaya bien en su desempeño como funcionario Jorge Salum, pero también queremos que los anhelos y necesidades de un pueblo se vean resueltos y si en sus manos está, adelante, porque sólo mire tantito atrás como un águila en vez de navegar por las alturas anda dando aletazos a ras del suelo.

Qué le decimos, qué le decimos químico Rangel con eso del reciente foro donde usted tuvo parte activa en la organización; puro ponente de altura en ese importante tema sobre la protección y sustentabilidad del medio ambiente. Hoy nos damos de santos que no nos hayamos saludado en ese evento luego de saber que tuvo mucho contacto con uno de los invitados que acaba de fallecer por ese famoso coronavirus.

Tal vez le interese o no a nuestros escasos lectores los siguientes datos que a lo mejor ya hasta los conocen, pero de todos modos apuntamos. Según Scott Elliot asegura él que los fenicios fueron los que usaron en el hemisferio oriental el alfabeto y señala la coincidencia de que también los mayas de Yucatán usaban ese mismo alfabeto. Asegura Le-Pleon que una tercera parte del idioma maya es idéntico al griego, con la circunstancia de que el griego es una derivación del sánscrito.

Según Elliot trece letras del alfabeto maya tienen una relación muy clara con los signos jeroglíficos de Egipto correspondientes a las mismas letras. Lo anterior es comprobable con el mensaje oculto en el alfabeto de varias naciones que como dato histórico hicieron nuestros primeros ancestros que se plasmaran ciertos e importantes acontecimientos que vivió la humanidad en los grandes fenómenos de la tierra citados también en la Biblia y en el libro de Enoc.

La grandeza de los mayas es equiparable con los toltecas, de quienes se sabe dominaban las ciencias de la química, la alquimia, la agricultura, cultivaban la arquitectura y fueron fundadores de “La Ciudad de las Puertas de Oro” La civilización maya y peruana fueron las que mayor progreso habían alcanzado, siguiéndole la de “Méjico”. Cuando los toltecas habían adelantado lo suficiente se extinguió el gobierno de los “reyes divinos” para que la humanidad se gobernara a sí misma.

Antes de la sexta subraza principiaron los cataclismos geológicos que hundieron las dos terceras partes del terreno ocupado por los toltecas, quienes se encaminaron hacia el norte, mezclándose más tarde con la infantil Raza Quinta: Los Pelasgos, estruscos y cartaginesis.

Volteando un poco la vista hacia el pasado reciente del municipio de Durango comprobamos que el doctor Enríquez Herrera en su afán de lograr la reelección como paso obligado para conseguir posteriormente la gubernatura del Estado, mucho le falló en ese cálculo.

En él, sentía que sus anhelos se realizarían, que ya la tenía ganada, pero su excesiva confianza, erróneos asesoramientos y sobre todo incumplimiento de los reclamos de la ciudadanía, todo eso lo llevó a tener su noche triste cuando y con los primeros resultados en el conteo de votos parecía que le aseguraban el triunfo, pero con los contundentes y últimos resultados su derrota fue más que aplastante y dolorosa, con lo cual y de repente despertó de un sueño imposible y fue cuando empezó a darse cuenta de sus costosísimos errores que lo llevaron a la derrota, además de ubicarlo en que después ya no opera aquello de “si hubiera”.

José Ramón Enríquez cometió el error de prometer en campaña que su administración sería de puertas abiertas para todos los ciudadanos y algunos otros slogans que a la postre caro se los cobró el pueblo, como aquellos de: Resolveré los problemas más urgentes y sentidos de la ciudadanía y no escatimaré recursos para apoyar los grupos más vulnerables, conseguiremos los empleos que los duranguenses reclaman, etc.

Así que confiamos que nuestro actual alcalde ya tomó nota de los errores que llevaron al fracaso a su antecesor en sus pretendidos deseos y planes políticos. Su posición actual lo ubica, si se pone las pilas, en un seguro trampolín para estadios mayores, o si no, y según su desempeño, será su Waterloo.

Le daremos un dato para muestra del rechazo al expresidente municipal: Un comité de vecinos del fraccionamiento Domingo Arrieta de esta ciudad le dirigió un escrito en el cual le solicitaron resolviera un serio problema sobre el bulevar Domingo Arrieta originado por el cada vez más excesivo y por tanto conflictivo tráfico vehicular que se da en la intercepción de la vialidad Ismael Lares y el precitado bulevar donde se han registrado múltiples accidentes con saldos de muertos por atropellamiento, heridos y elevados costos por reparaciones de los vehículos siniestrados.

Se le hizo ver que la anterior administración de origen priista hizo caso omiso a la petición de los vecinos que para resolver la problemática instalara un semáforo y su respuesta fue cerrar o tapar el acceso a los vehículos que viniendo de la calle Ismael Lares se quisieran incorporar al bulevar Domingo Arrieta para transitar hacia el norte de dicha rúa. Esa fue la respuesta de su antecesor licenciado Salum, complicándose mucho más el problema. También hubo respuesta de los vecinos y en menos que canta un gallo un grupo de aguerridas mujeres, (ya ve cómo se las gastan hoy en día), con pico y pala volvieron a destapar ese acceso.

Pues bien señor alcalde, de nueva cuenta ese comité de vecinos acudió a su despacho para pedirle una entrevista para y mediante escrito replantearle el problema, pero una secretaria les informó que tenía muy llena su agenda, que no los podría atender que pasaran con Milka, quien como su secretaria particular les atendería. Y otra vez la misma historia, está muy ocupada y tiene muchos pendientes, que dejaran el escrito y luego se lo pasarían.

Ya en la Dirección Municipal de Policía y Tránsito qué le digo, muy ocupado el titular de esa dependencia, por lo que tanto a él como al subdirector de Tránsito y Vialidad se les dejó su respectiva copia, quien quite si a tanto y tanto y con el apoyo de San Juditas Tadeo se logre lo que no se pudo en las dos administraciones municipales anteriores, o sea el de otorgar seguridad a automovilistas, motociclistas, ciclistas y peatones de esa conflictiva zona instalándose un semáforo.

Deseamos que le vaya bien en su desempeño como funcionario Jorge Salum, pero también queremos que los anhelos y necesidades de un pueblo se vean resueltos y si en sus manos está, adelante, porque sólo mire tantito atrás como un águila en vez de navegar por las alturas anda dando aletazos a ras del suelo.

Qué le decimos, qué le decimos químico Rangel con eso del reciente foro donde usted tuvo parte activa en la organización; puro ponente de altura en ese importante tema sobre la protección y sustentabilidad del medio ambiente. Hoy nos damos de santos que no nos hayamos saludado en ese evento luego de saber que tuvo mucho contacto con uno de los invitados que acaba de fallecer por ese famoso coronavirus.

Tal vez le interese o no a nuestros escasos lectores los siguientes datos que a lo mejor ya hasta los conocen, pero de todos modos apuntamos. Según Scott Elliot asegura él que los fenicios fueron los que usaron en el hemisferio oriental el alfabeto y señala la coincidencia de que también los mayas de Yucatán usaban ese mismo alfabeto. Asegura Le-Pleon que una tercera parte del idioma maya es idéntico al griego, con la circunstancia de que el griego es una derivación del sánscrito.

Según Elliot trece letras del alfabeto maya tienen una relación muy clara con los signos jeroglíficos de Egipto correspondientes a las mismas letras. Lo anterior es comprobable con el mensaje oculto en el alfabeto de varias naciones que como dato histórico hicieron nuestros primeros ancestros que se plasmaran ciertos e importantes acontecimientos que vivió la humanidad en los grandes fenómenos de la tierra citados también en la Biblia y en el libro de Enoc.

La grandeza de los mayas es equiparable con los toltecas, de quienes se sabe dominaban las ciencias de la química, la alquimia, la agricultura, cultivaban la arquitectura y fueron fundadores de “La Ciudad de las Puertas de Oro” La civilización maya y peruana fueron las que mayor progreso habían alcanzado, siguiéndole la de “Méjico”. Cuando los toltecas habían adelantado lo suficiente se extinguió el gobierno de los “reyes divinos” para que la humanidad se gobernara a sí misma.

Antes de la sexta subraza principiaron los cataclismos geológicos que hundieron las dos terceras partes del terreno ocupado por los toltecas, quienes se encaminaron hacia el norte, mezclándose más tarde con la infantil Raza Quinta: Los Pelasgos, estruscos y cartaginesis.

miércoles 01 de julio de 2020

Columna liberal

miércoles 24 de junio de 2020

Columna liberal

miércoles 17 de junio de 2020

Columna liberal

miércoles 03 de junio de 2020

Columna liberal

viernes 29 de mayo de 2020

Columna liberal

viernes 08 de mayo de 2020

Columna liberal

miércoles 29 de abril de 2020

Columna liberal

miércoles 22 de abril de 2020

Columna liberal

miércoles 15 de abril de 2020

Columna liberal

Cargar Más