/ jueves 9 de abril de 2020

Columna liberal

Cuando de ser honestos se trata, siempre hay alguien que se opone

De inicio deseamos hacer pública la propuesta a quienes tenemos qué ver con la comunicación, llámese prensa escrita, radiofónica o televisiva, para que en las medida de las personales posibilidades de grupo o de empresa, aportemos una cantidad destinada para la adquisición de despensas o apoyos para quienes estén económicamente en situación de desventaja, resultado de la actual pandemia.

O bien, con la cantidad que se recaude se adquiera equipo o medicamento que se haría llegar a las instituciones de salud que están abocadas en el combate o control de dicha enfermedad.

Pues en relación al título de esta colaboración, primeramente queremos hacer referencia de que hubo un presidente municipal aquí en Durango en no muy lejanos tiempos, que puso todo su empeño para que su administración se condujera por los senderos de la honestidad poniendo él el ejemplo y exigiendo a sus funcionarios, colaboradores y empleados lo mismo.

Para empezar quiso eliminar el tradicional chayote y ¿Sancho, con quién hemos topado? Hubo dos medios que tempranito y a diario se le dejaron ir al ataque directo y a la yugular y aunque no tenían motivos ni causa por recién haber recibido el encargo, pues de plano lo doblaron porque le aplicaron aquello de “cabresteas o te ahorcas”

Otro ejemplo que nos viene a la memoria es el de El Bronco, o sea el gobernador de Nuevo León. Al inicio de su mandato anunció que los mil millones que se destinaban para “publicidad” en los medios se eliminaba y se destinaría para apoyo al campo. No, pues en cascada y de inmediato le llovieron ataques principalmente de la prensa televisiva. Y como él se ha mantenido firme, hasta donde sabemos, cada vez que incursionamos por la Sultana del Norte le tunden duro y macizo. En lo personal dicho gobernante no es de nuestra simpatía por su carácter medio altivo y de autosuficiencia, pero no es lícito ni honesto esas conductas en su contra.

Y como último ejemplo citaremos el caso de AMLO, a quien las tres veces que la ha jugado para la Presidencia, por encargo, casi toda la prensa nacional, sobre todo la televisiva le han tratado de desprestigiar atacándolo sin fundamento con una y mil falacias y ofensas personales que rayan en lo perverso.

Y si eso se dio como candidato, ya como presidente día a día y a toda hora le atacan por haber eliminado casi totalmente la partida para gastos de publicidad, que antaño y puntualmente se destinaban para jugosa y mensualmente desde Los Pinos a los sicarios del periodismo, a los meros chipocludos pues de la información nacional para callar situaciones o bien para denigrar e infamar a los enemigos del mandatario en turno.

La entereza de AMLO ante sus atacantes de la pluma es firme, aunque parece nunca cesarán porque defienden mediante sus ataques y a ultranza los intereses de la corrupción y la impunidad y le apuestan a que con la repetición constante de una mentira acabará por aceptarla el pueblo como una verdad.

Es encomiable la capacidad del presidente para salirles al paso a ese tipo de personas con hechos irrebatibles y ciertos en favor del pueblo y la nación y esa será su fortaleza para enfrentarlos, ya sea uno por uno o en montón como lo están haciendo a la fecha. O sea, se está dando una lucha sin cuartel entre la honestidad y la corrupción y la impunidad. Le apostamos trochado al presidente.

Nos llegan muchos comentarios de la ciudadanía donde se inconforman por algunas situaciones, pero ante la imposibilidad de darlas a conocer todas, nos referiremos a uno en particular y nos van a disculpar, pero en este caso sentimos que les asiste la razón.

Se trata de una persona que profesa una religión diferente a la de las mayorías; nos dicen que los tres órdenes de gobierno tienen qué ser ecuánimes y dar un trato justo y parejo a todas las iglesias, pues se percataron que el helicóptero oficial fue utilizado por un clérigo de alto rango para realizar un acto de propaganda litúrgico y de fe y que ello no es correcto, laico, ni legal. Como dice un amigo que dijo un rancherito, sólo le pasamos al costo el chisme.

El siete de abril fecha de esta entrega, se celebró el Día de la Salud y por tanto y reiteradamente manifestamos aparte de nuestras salutaciones y felicitaciones a todos los involucrados en este ramo, principalmente a los médicos, enfermeras, camilleros, etc. y descalificamos y repudiamos la conducta de quienes discriminan a quienes y con entrega se encargan de nuestra salud. Ojalá y su mente les dé para reflexionar que ellos o sus familiares tarde que temprano tendrán que llegar a los hospitales a pedir atención médica.

Normalmente las personas de ya cierta edad nos damos el abrazo de año nuevo hasta marzo, después de haber librado el peligroso paso de enero y febrero que es cuando se da el desviejadero, pero hoy con esto de la pandemia y si bien nos va, tendremos que darnos el abrazo hasta después de medio año.

El asesinato de la periodista veracruzana María Elena Fallad así como muchos otros casos de periodistas asesinados en el país, es el resultado o respuesta violenta de los malosos y también de los corruptos a quienes se les señala públicamente y también son corresponsables en ello aquellos que mediante sus líneas indirectamente apoyan y fomentan esa práctica lesiva mediante falsa información, tácitamente impulsan esa práctica hacia quienes se sienten “atacados” por quienes tiene el valor mediante la pluma de trabajar y colaborar en la erradicación de la corrupción y la impunidad así les vaya en ello la vida como es el caso de María Elena y muchos más que aportaron su cuota de sangre esperando la transformación de este México en veces tan incomprensible.

Porque si bien esas voces que en sexenios anteriores guardaron con complicidad silencio hoy más que nunca acusatorio ante los grandes enjuagues, Ah, pero hoy señalan con índice de fuego lo que según su falsa y perversa percepción, como es el caso de los fideicomisos a cargo del gobierno federal, calificando de irresponsabilidad su manejo y administración.

Muy pronto se les olvidó que en los gobiernos de Felipe Calderón y de Vicente Fox los recursos presupuestados que la Federación aprobaba para los Estados, eran enviados o radicados hasta mediados de año, de tal suerte que el ejercerlos en tiempo resultaba muy difícil, por lo que de acuerdo a la ley tenían que regresar lo no ejercido a Hacienda.

Luego se depositaban en fideicomisos y de ahí a fundaciones como la que manejaba Martita Sahagún, etc. Hoy que se canalizan para un urgente y bien común, están poniendo el grito en el cielo. Congruencia, veracidad y honestidad, señores.

Cuando de ser honestos se trata, siempre hay alguien que se opone

De inicio deseamos hacer pública la propuesta a quienes tenemos qué ver con la comunicación, llámese prensa escrita, radiofónica o televisiva, para que en las medida de las personales posibilidades de grupo o de empresa, aportemos una cantidad destinada para la adquisición de despensas o apoyos para quienes estén económicamente en situación de desventaja, resultado de la actual pandemia.

O bien, con la cantidad que se recaude se adquiera equipo o medicamento que se haría llegar a las instituciones de salud que están abocadas en el combate o control de dicha enfermedad.

Pues en relación al título de esta colaboración, primeramente queremos hacer referencia de que hubo un presidente municipal aquí en Durango en no muy lejanos tiempos, que puso todo su empeño para que su administración se condujera por los senderos de la honestidad poniendo él el ejemplo y exigiendo a sus funcionarios, colaboradores y empleados lo mismo.

Para empezar quiso eliminar el tradicional chayote y ¿Sancho, con quién hemos topado? Hubo dos medios que tempranito y a diario se le dejaron ir al ataque directo y a la yugular y aunque no tenían motivos ni causa por recién haber recibido el encargo, pues de plano lo doblaron porque le aplicaron aquello de “cabresteas o te ahorcas”

Otro ejemplo que nos viene a la memoria es el de El Bronco, o sea el gobernador de Nuevo León. Al inicio de su mandato anunció que los mil millones que se destinaban para “publicidad” en los medios se eliminaba y se destinaría para apoyo al campo. No, pues en cascada y de inmediato le llovieron ataques principalmente de la prensa televisiva. Y como él se ha mantenido firme, hasta donde sabemos, cada vez que incursionamos por la Sultana del Norte le tunden duro y macizo. En lo personal dicho gobernante no es de nuestra simpatía por su carácter medio altivo y de autosuficiencia, pero no es lícito ni honesto esas conductas en su contra.

Y como último ejemplo citaremos el caso de AMLO, a quien las tres veces que la ha jugado para la Presidencia, por encargo, casi toda la prensa nacional, sobre todo la televisiva le han tratado de desprestigiar atacándolo sin fundamento con una y mil falacias y ofensas personales que rayan en lo perverso.

Y si eso se dio como candidato, ya como presidente día a día y a toda hora le atacan por haber eliminado casi totalmente la partida para gastos de publicidad, que antaño y puntualmente se destinaban para jugosa y mensualmente desde Los Pinos a los sicarios del periodismo, a los meros chipocludos pues de la información nacional para callar situaciones o bien para denigrar e infamar a los enemigos del mandatario en turno.

La entereza de AMLO ante sus atacantes de la pluma es firme, aunque parece nunca cesarán porque defienden mediante sus ataques y a ultranza los intereses de la corrupción y la impunidad y le apuestan a que con la repetición constante de una mentira acabará por aceptarla el pueblo como una verdad.

Es encomiable la capacidad del presidente para salirles al paso a ese tipo de personas con hechos irrebatibles y ciertos en favor del pueblo y la nación y esa será su fortaleza para enfrentarlos, ya sea uno por uno o en montón como lo están haciendo a la fecha. O sea, se está dando una lucha sin cuartel entre la honestidad y la corrupción y la impunidad. Le apostamos trochado al presidente.

Nos llegan muchos comentarios de la ciudadanía donde se inconforman por algunas situaciones, pero ante la imposibilidad de darlas a conocer todas, nos referiremos a uno en particular y nos van a disculpar, pero en este caso sentimos que les asiste la razón.

Se trata de una persona que profesa una religión diferente a la de las mayorías; nos dicen que los tres órdenes de gobierno tienen qué ser ecuánimes y dar un trato justo y parejo a todas las iglesias, pues se percataron que el helicóptero oficial fue utilizado por un clérigo de alto rango para realizar un acto de propaganda litúrgico y de fe y que ello no es correcto, laico, ni legal. Como dice un amigo que dijo un rancherito, sólo le pasamos al costo el chisme.

El siete de abril fecha de esta entrega, se celebró el Día de la Salud y por tanto y reiteradamente manifestamos aparte de nuestras salutaciones y felicitaciones a todos los involucrados en este ramo, principalmente a los médicos, enfermeras, camilleros, etc. y descalificamos y repudiamos la conducta de quienes discriminan a quienes y con entrega se encargan de nuestra salud. Ojalá y su mente les dé para reflexionar que ellos o sus familiares tarde que temprano tendrán que llegar a los hospitales a pedir atención médica.

Normalmente las personas de ya cierta edad nos damos el abrazo de año nuevo hasta marzo, después de haber librado el peligroso paso de enero y febrero que es cuando se da el desviejadero, pero hoy con esto de la pandemia y si bien nos va, tendremos que darnos el abrazo hasta después de medio año.

El asesinato de la periodista veracruzana María Elena Fallad así como muchos otros casos de periodistas asesinados en el país, es el resultado o respuesta violenta de los malosos y también de los corruptos a quienes se les señala públicamente y también son corresponsables en ello aquellos que mediante sus líneas indirectamente apoyan y fomentan esa práctica lesiva mediante falsa información, tácitamente impulsan esa práctica hacia quienes se sienten “atacados” por quienes tiene el valor mediante la pluma de trabajar y colaborar en la erradicación de la corrupción y la impunidad así les vaya en ello la vida como es el caso de María Elena y muchos más que aportaron su cuota de sangre esperando la transformación de este México en veces tan incomprensible.

Porque si bien esas voces que en sexenios anteriores guardaron con complicidad silencio hoy más que nunca acusatorio ante los grandes enjuagues, Ah, pero hoy señalan con índice de fuego lo que según su falsa y perversa percepción, como es el caso de los fideicomisos a cargo del gobierno federal, calificando de irresponsabilidad su manejo y administración.

Muy pronto se les olvidó que en los gobiernos de Felipe Calderón y de Vicente Fox los recursos presupuestados que la Federación aprobaba para los Estados, eran enviados o radicados hasta mediados de año, de tal suerte que el ejercerlos en tiempo resultaba muy difícil, por lo que de acuerdo a la ley tenían que regresar lo no ejercido a Hacienda.

Luego se depositaban en fideicomisos y de ahí a fundaciones como la que manejaba Martita Sahagún, etc. Hoy que se canalizan para un urgente y bien común, están poniendo el grito en el cielo. Congruencia, veracidad y honestidad, señores.

miércoles 01 de julio de 2020

Columna liberal

miércoles 24 de junio de 2020

Columna liberal

miércoles 17 de junio de 2020

Columna liberal

miércoles 03 de junio de 2020

Columna liberal

viernes 29 de mayo de 2020

Columna liberal

viernes 08 de mayo de 2020

Columna liberal

miércoles 29 de abril de 2020

Columna liberal

miércoles 22 de abril de 2020

Columna liberal

miércoles 15 de abril de 2020

Columna liberal

Cargar Más