/ jueves 22 de abril de 2021

Columna liberal

Una persona externaba que es necesario olvidar los sucesos indignantes de nuestra historia en los que nuestros ancestros padecieron una y mil vejaciones como lo fueron la invasión de nuestro territorio por parte de los españoles.

También el despojo de sus bienes, los asesinatos de gente inerme, violación de sus mujeres y la esclavitud ejercida por los iberos durante tres siglos, etc. que porque ello sólo nos genera y anraíza odios, que en vez de ello debemos optar por el perdón para que se nos genere la paz y tranquilidad interior.

Pues muy de acuerdo en lo que respecta a desechar pensamientos y sentimientos negativos que producen desasosiego en nuestro ego, es decir perdonar sí, pero olvidar jamás porque aún hoy en día buena parte de los españoles nos siguen viendo y dando el tratamiento racista de indios y en su mal concebida idea de supremacistas, siguen viendo y concibiendo a México como tierra de conquista, en especial de nuestros recursos materiales y económicos. Somos de la idea de conocer nuestra historia para que no tengamos que repetirla.

No hace mucho consignábamos en estas páginas la poca o nula respuesta de funcionarios públicos para en las ocasiones en que se les solicita apoyo para la difusión de la cultura, ante quienes se acudió y por escrito se les solicitó ese apoyo como lo fue al Gobierno del Estado, la diputada de Morena y ex coordinadora de esa fracción en el Congreso local y en quien sigue palpitando en su corazón su extracción panista, y hasta el líder estatal de la CTM, quien al igual que los anteriores ni siquiera se dignaron recibir a los gestores ni contestar la solicitud.

Le recordamos que José Ramírez Gamero en su tiempo de dirigente, él, de su bolsillo le salió pagar la reimpresión del libro de Silvestre Dorador y hoy este nuevo dirigente está como el sindicato de “Lichita” que no tiene dinero y en lo personal no suelto, lo mío es mío.

Enoc es un gran personaje que existió en los primeros albores de la historia de la humanidad y la misma biblia nos da razón de él en algunas de sus páginas, fue padre de Matusalén y todas sus profecías se han cumplido que hasta en las sagradas escrituras se da cuenta de las mismas en sentido figurado como el diluvio, la huida del pueblo judío y la aniquilación del ejército egipcio por las aguas del río, el elegido, etc.; pero hay algo que nos llama la atención cuando se refiere a la llegada a la tierra de los ángeles del cielo, quienes al darse cuenta que las hijas de los hombres eran de buen ver las tomaron para sí y les engendraron hijos que luego serían una raza de gigantes malandros, que por lo mismo luego serían aniquilados.

Estos ángeles calenturientos que por su pecado que hoy conocemos como los ángeles caídos, relata Enoc que tenían su miembro sexual como de caballo, ya uno se imagina el sufrimiento de las hijas de los hombres, y el dolor, ahí sí al momento de dar a luz a los hijos de esos sátiros, hijos que después serían los gigantes. Y da nuestro personaje el nombre de todos esos que unos dicen que eran ángeles o helohim y otros dicen que eran extraterrestres de acuerdo a sus gustos y conductas, ya luego platicaremos con más detalles de estos personajes; sólo nos referiremos hoy a uno de los más importantes de nombre Panemue.

Dice Enoc: “ Este ángel caído fue quien mostró a los hijos de los hombres lo amargo y lo dulce y a escribir con tinta y papiros y son muchos los que se han descarriado a causa de ello desde el comienzo hasta este día, (los intelectuales orgánicos). Sigue diciendo Enoc, porque los hombres no han sido traídos al mundo con el propósito de afianzar su creencia en la tinta y el papel, pero por culpa de ese conocimiento suyo, el poder de ella me devora”.

Una persona externaba que es necesario olvidar los sucesos indignantes de nuestra historia en los que nuestros ancestros padecieron una y mil vejaciones como lo fueron la invasión de nuestro territorio por parte de los españoles.

También el despojo de sus bienes, los asesinatos de gente inerme, violación de sus mujeres y la esclavitud ejercida por los iberos durante tres siglos, etc. que porque ello sólo nos genera y anraíza odios, que en vez de ello debemos optar por el perdón para que se nos genere la paz y tranquilidad interior.

Pues muy de acuerdo en lo que respecta a desechar pensamientos y sentimientos negativos que producen desasosiego en nuestro ego, es decir perdonar sí, pero olvidar jamás porque aún hoy en día buena parte de los españoles nos siguen viendo y dando el tratamiento racista de indios y en su mal concebida idea de supremacistas, siguen viendo y concibiendo a México como tierra de conquista, en especial de nuestros recursos materiales y económicos. Somos de la idea de conocer nuestra historia para que no tengamos que repetirla.

No hace mucho consignábamos en estas páginas la poca o nula respuesta de funcionarios públicos para en las ocasiones en que se les solicita apoyo para la difusión de la cultura, ante quienes se acudió y por escrito se les solicitó ese apoyo como lo fue al Gobierno del Estado, la diputada de Morena y ex coordinadora de esa fracción en el Congreso local y en quien sigue palpitando en su corazón su extracción panista, y hasta el líder estatal de la CTM, quien al igual que los anteriores ni siquiera se dignaron recibir a los gestores ni contestar la solicitud.

Le recordamos que José Ramírez Gamero en su tiempo de dirigente, él, de su bolsillo le salió pagar la reimpresión del libro de Silvestre Dorador y hoy este nuevo dirigente está como el sindicato de “Lichita” que no tiene dinero y en lo personal no suelto, lo mío es mío.

Enoc es un gran personaje que existió en los primeros albores de la historia de la humanidad y la misma biblia nos da razón de él en algunas de sus páginas, fue padre de Matusalén y todas sus profecías se han cumplido que hasta en las sagradas escrituras se da cuenta de las mismas en sentido figurado como el diluvio, la huida del pueblo judío y la aniquilación del ejército egipcio por las aguas del río, el elegido, etc.; pero hay algo que nos llama la atención cuando se refiere a la llegada a la tierra de los ángeles del cielo, quienes al darse cuenta que las hijas de los hombres eran de buen ver las tomaron para sí y les engendraron hijos que luego serían una raza de gigantes malandros, que por lo mismo luego serían aniquilados.

Estos ángeles calenturientos que por su pecado que hoy conocemos como los ángeles caídos, relata Enoc que tenían su miembro sexual como de caballo, ya uno se imagina el sufrimiento de las hijas de los hombres, y el dolor, ahí sí al momento de dar a luz a los hijos de esos sátiros, hijos que después serían los gigantes. Y da nuestro personaje el nombre de todos esos que unos dicen que eran ángeles o helohim y otros dicen que eran extraterrestres de acuerdo a sus gustos y conductas, ya luego platicaremos con más detalles de estos personajes; sólo nos referiremos hoy a uno de los más importantes de nombre Panemue.

Dice Enoc: “ Este ángel caído fue quien mostró a los hijos de los hombres lo amargo y lo dulce y a escribir con tinta y papiros y son muchos los que se han descarriado a causa de ello desde el comienzo hasta este día, (los intelectuales orgánicos). Sigue diciendo Enoc, porque los hombres no han sido traídos al mundo con el propósito de afianzar su creencia en la tinta y el papel, pero por culpa de ese conocimiento suyo, el poder de ella me devora”.

ÚLTIMASCOLUMNAS
jueves 17 de junio de 2021

Columna liberal

Sergio V M Sánchez

jueves 10 de junio de 2021

Columna liberal

Sergio V M Sánchez

jueves 20 de mayo de 2021

Columna liberal

Muchas promesas, muchas mentiras

Sergio V M Sánchez

jueves 13 de mayo de 2021

Columna liberal

Madre universal, progenitora excelsa

Sergio V M Sánchez

jueves 06 de mayo de 2021

Columna liberal

¿Lucha por la tierra se dio entre ángeles o demonios?

Sergio V M Sánchez

jueves 22 de abril de 2021

Columna liberal

Conocer nuestra historia u olvidarla

Sergio V M Sánchez

jueves 15 de abril de 2021

Columna liberal

Alexandro Martinez, poeta revolucionario

Sergio V M Sánchez

Cargar Más