/ sábado 14 de agosto de 2021

A conciencia

Dicen los que saben que los sexenios en política duran únicamente cinco años, y no les falta razón. La propia vida nos indica que la única certeza que tiene el poder es que su pérdida es inevitable. Sin embargo, a pesar de que esto es un dicho común entre quienes se dedican a estos menesteres, parece que cuando se encumbran en cargos públicos su memoria comienza a fallar y actúan como si el ejercicio del poder fuese perpetuo.

Esta ha sido la principal característica del gobierno de José Rosas Aispuro Torres. Vivir el poder sin prepararse para dejarlo. Y no se diga sobre muchos de sus secretarios de despacho, cuyo accionar al respecto se eleva a la décima potencia.

La visita del jefe nacional del PAN de hace ya varios días, sin duda tuvo que ver con el hecho del cómo el gobernador soltó los hilos de la sucesión y dejó a la deriva el barco al no haber construido a un sucesor natural.

Para muchos, la lectura era dejar todo en manos del PRI, pues cuadros les sobran hasta para prestar a otros partidos políticos. A partir de esta visita, incrementaron los impactos mediáticos del actual secretario general de gobierno Héctor Flores Ávalos, pero, sobre todo, se aceleró la movilidad de Jorge Salum del Palacio, que aparte contó con el espaldarazo de Marko Cortés.

En todo este escenario, en el que se vislumbra que los panistas no permitirán que se imponga un candidato priista y en donde la mayor parte de quienes tienen posibilidades pisaron el acelerador, resurgió el nombre de Leticia Herrera Ale, un cuadro de gran trayectoria e incómoda para muchos por su manera genuina de ser.

Sin mover una sola pestaña, Lety Herrera se encuentra en el ánimo social. Si bien es cierto, que las encuestas dadas a conocer la posicionan a una distancia considerable, otras, de esas que sólo son de consumo interno para saber el terreno real que se pisa, de esas que no salen a la luz, arrojan “otros datos”, e insisto, hay que considerar que no ha movido un solo dedo ni ha manifestado su interés de participar en la contienda.

¿Qué pasaría si decidiera hacerlo? Sin duda alguna, generaría una revolución no sólo al interior del Revolucionario Institucional, sino de la propia alianza e incluso dentro de otros institutos políticos, pues para nadie son desconocidos los desaires que el otrora poderoso PRI le ha propiciado a la familia Herrera quienes, a pesar de todo, se han mantenido leales, pero tampoco el amor es para siempre.

Lety Herrera tiene mucho qué pensar. Cuenta con capital económico, político y social, aunque muchos dicen que su enemigo lo sigue teniendo en casa. La ex senadora, ex diputada federal y local y ex alcaldesa de Gómez Palacio tendrá que levantar la mano sí o sí, pues al menos en la mesa de negociación deberá encontrarse sin permitir otro menosprecio más y trabajar desde el CEN la designación del género. Claro, sólo y únicamente si ella lo quiere.

EN EL TINTERO… Se ha hablado mucho en los pasillos que transitan los poderosos, sobre la posibilidad de que José Alfredo Velazco Najar levante la mano para contender por la alcaldía con las siglas de MORENA. Se menciona que cuenta con el respaldo de palacio nacional producto de la relación entre López Obrador y Miguel Rincón, aunado a que, a diferencia de varios, no cuenta con negativos a sus espaldas…

Dicen los que saben que los sexenios en política duran únicamente cinco años, y no les falta razón. La propia vida nos indica que la única certeza que tiene el poder es que su pérdida es inevitable. Sin embargo, a pesar de que esto es un dicho común entre quienes se dedican a estos menesteres, parece que cuando se encumbran en cargos públicos su memoria comienza a fallar y actúan como si el ejercicio del poder fuese perpetuo.

Esta ha sido la principal característica del gobierno de José Rosas Aispuro Torres. Vivir el poder sin prepararse para dejarlo. Y no se diga sobre muchos de sus secretarios de despacho, cuyo accionar al respecto se eleva a la décima potencia.

La visita del jefe nacional del PAN de hace ya varios días, sin duda tuvo que ver con el hecho del cómo el gobernador soltó los hilos de la sucesión y dejó a la deriva el barco al no haber construido a un sucesor natural.

Para muchos, la lectura era dejar todo en manos del PRI, pues cuadros les sobran hasta para prestar a otros partidos políticos. A partir de esta visita, incrementaron los impactos mediáticos del actual secretario general de gobierno Héctor Flores Ávalos, pero, sobre todo, se aceleró la movilidad de Jorge Salum del Palacio, que aparte contó con el espaldarazo de Marko Cortés.

En todo este escenario, en el que se vislumbra que los panistas no permitirán que se imponga un candidato priista y en donde la mayor parte de quienes tienen posibilidades pisaron el acelerador, resurgió el nombre de Leticia Herrera Ale, un cuadro de gran trayectoria e incómoda para muchos por su manera genuina de ser.

Sin mover una sola pestaña, Lety Herrera se encuentra en el ánimo social. Si bien es cierto, que las encuestas dadas a conocer la posicionan a una distancia considerable, otras, de esas que sólo son de consumo interno para saber el terreno real que se pisa, de esas que no salen a la luz, arrojan “otros datos”, e insisto, hay que considerar que no ha movido un solo dedo ni ha manifestado su interés de participar en la contienda.

¿Qué pasaría si decidiera hacerlo? Sin duda alguna, generaría una revolución no sólo al interior del Revolucionario Institucional, sino de la propia alianza e incluso dentro de otros institutos políticos, pues para nadie son desconocidos los desaires que el otrora poderoso PRI le ha propiciado a la familia Herrera quienes, a pesar de todo, se han mantenido leales, pero tampoco el amor es para siempre.

Lety Herrera tiene mucho qué pensar. Cuenta con capital económico, político y social, aunque muchos dicen que su enemigo lo sigue teniendo en casa. La ex senadora, ex diputada federal y local y ex alcaldesa de Gómez Palacio tendrá que levantar la mano sí o sí, pues al menos en la mesa de negociación deberá encontrarse sin permitir otro menosprecio más y trabajar desde el CEN la designación del género. Claro, sólo y únicamente si ella lo quiere.

EN EL TINTERO… Se ha hablado mucho en los pasillos que transitan los poderosos, sobre la posibilidad de que José Alfredo Velazco Najar levante la mano para contender por la alcaldía con las siglas de MORENA. Se menciona que cuenta con el respaldo de palacio nacional producto de la relación entre López Obrador y Miguel Rincón, aunado a que, a diferencia de varios, no cuenta con negativos a sus espaldas…

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 20 de octubre de 2021

A conciencia...

Raúl González Rodríguez

jueves 23 de septiembre de 2021

A consciencia

Otniel y el rumbo de Morena

Raúl González Rodríguez

viernes 25 de junio de 2021

A consecuencia...

Alito y sus futuras decisiones

Raúl González Rodríguez

martes 18 de mayo de 2021

A consciencia

Los dos PRI

Raúl González Rodríguez

miércoles 21 de abril de 2021

A consciencia...

El desencanto de las campañas políticas

Raúl González Rodríguez

Cargar Más