/ jueves 15 de febrero de 2024

Columna liberal

Los Templarios, Baphomet y masones


La Orden del Temple, templarios o guardianes del templo, se han visto siempre rodeados de un velo de misterio; su objetivo primario fue dar protección a los peregrinos que iban de Europa a visitar el santo sepulcro y los lugares santos en Oriente, algo así como la primera policía de caminos, lo que luego daría origen a las mentadas cruzadas. Su conformación fue en principio de un pequeño grupo de clérigos armados que con el tiempo fue en aumento, pero su esplendor se dio cuando hicieron contacto con el esoterismo persa, específicamente el sufismo

Creció mucho esta Orden en muchos sentidos, tanto que se convirtieron en unos auténticos banqueros de su tiempo y llegaron a acumular una basta riqueza, tanta que Felipe el Hermoso, rey de Francia y el Papa Clemente V , planearon su exterminio, el primero porque les debía una fuerte cantidad de dinero, una deuda casi impagable como la de Argentina y otras naciones al FMI y el segundo porque los vio como una amenaza condenándolos por tanto como herejes y la solución para ellos fue su desaparición a través de la hoguera, primero para hacerlos confesar mediante tortura dónde guardaban sus riquezas y segundo, como los acusaban de tener contacto con lo obscuro, que confesaran que eran adoradores de una cabeza maligna llamada Baphomet.

Y sí, muchos de los templarios de baja graduación no resistieron los tormentos estilo la santa inquisición, (no hay quién aguante dos aguas minerales, dijo Caro Quintero), ni el potro de aquellos tiempos y se confesaron culpables de su adoración a Baphomet, mas no dónde guardaban sus riquezas pues no lo sabían, además algunos de ellos ya habían huido hacia Irlanda y Escocia donde fueron acogidos , llevándose documentación secreta y valores y discretamente allá se reorganizaron. No corrieron la misma suerte miles de ellos, incluido su Gran Maestro Jack de Molay, quien ya descuartizado fue sacrificado en la hoguera sin pronunciar frases de dolor ni revelar secreto alguno, mas sí maldiciendo a Felipe el Hermoso a quien le predijo su muerte luego de un año, al igual que la del Papa Clemente V.

Acerca de Baphomet, se acusó a los templarios de rendir culto a un ídolo barbudo según unos, bicéfalo según otros y la realidad según varios investigadores, se trata del nombre de Mahoma pronunciado por los templarios que derivaban en su pronunciación como Mahomed, Mahomet y baphomet . Se dice que el templarismo dio origen a la Caballería de Jesús y a la francmasonería. Sobre estos últimos unos autores e historiadores encuentran dentro de sus grados el nombre de Jack de Molay y Caballero Templario. Lo cierto según la tradición e historia masónica, es que el origen de ésta se remonta a la tradición iniciática de los Noaquitas; en los misterios egipcios aparecen como los hijos de la luz y las logias de la actualidad son una semejanza del templo de Salomón e igualmente aparecen grados masónicos en alusión a los dignatarios de ese templo y de los rituales ahí practicados en los tiempos de ese rey, hijo y heredero del rey David.

Por eso se afirma que la actual masonería es depositaria de una ceremonia de iniciación de los más remotos tiempos, por ser ellos los primeros adoradores de Dios e hijos predilectos del Gran Hacedor, tal como lo manifestó en una sentida e histórica oración el Papa Juan XXlll.

Los Templarios, Baphomet y masones


La Orden del Temple, templarios o guardianes del templo, se han visto siempre rodeados de un velo de misterio; su objetivo primario fue dar protección a los peregrinos que iban de Europa a visitar el santo sepulcro y los lugares santos en Oriente, algo así como la primera policía de caminos, lo que luego daría origen a las mentadas cruzadas. Su conformación fue en principio de un pequeño grupo de clérigos armados que con el tiempo fue en aumento, pero su esplendor se dio cuando hicieron contacto con el esoterismo persa, específicamente el sufismo

Creció mucho esta Orden en muchos sentidos, tanto que se convirtieron en unos auténticos banqueros de su tiempo y llegaron a acumular una basta riqueza, tanta que Felipe el Hermoso, rey de Francia y el Papa Clemente V , planearon su exterminio, el primero porque les debía una fuerte cantidad de dinero, una deuda casi impagable como la de Argentina y otras naciones al FMI y el segundo porque los vio como una amenaza condenándolos por tanto como herejes y la solución para ellos fue su desaparición a través de la hoguera, primero para hacerlos confesar mediante tortura dónde guardaban sus riquezas y segundo, como los acusaban de tener contacto con lo obscuro, que confesaran que eran adoradores de una cabeza maligna llamada Baphomet.

Y sí, muchos de los templarios de baja graduación no resistieron los tormentos estilo la santa inquisición, (no hay quién aguante dos aguas minerales, dijo Caro Quintero), ni el potro de aquellos tiempos y se confesaron culpables de su adoración a Baphomet, mas no dónde guardaban sus riquezas pues no lo sabían, además algunos de ellos ya habían huido hacia Irlanda y Escocia donde fueron acogidos , llevándose documentación secreta y valores y discretamente allá se reorganizaron. No corrieron la misma suerte miles de ellos, incluido su Gran Maestro Jack de Molay, quien ya descuartizado fue sacrificado en la hoguera sin pronunciar frases de dolor ni revelar secreto alguno, mas sí maldiciendo a Felipe el Hermoso a quien le predijo su muerte luego de un año, al igual que la del Papa Clemente V.

Acerca de Baphomet, se acusó a los templarios de rendir culto a un ídolo barbudo según unos, bicéfalo según otros y la realidad según varios investigadores, se trata del nombre de Mahoma pronunciado por los templarios que derivaban en su pronunciación como Mahomed, Mahomet y baphomet . Se dice que el templarismo dio origen a la Caballería de Jesús y a la francmasonería. Sobre estos últimos unos autores e historiadores encuentran dentro de sus grados el nombre de Jack de Molay y Caballero Templario. Lo cierto según la tradición e historia masónica, es que el origen de ésta se remonta a la tradición iniciática de los Noaquitas; en los misterios egipcios aparecen como los hijos de la luz y las logias de la actualidad son una semejanza del templo de Salomón e igualmente aparecen grados masónicos en alusión a los dignatarios de ese templo y de los rituales ahí practicados en los tiempos de ese rey, hijo y heredero del rey David.

Por eso se afirma que la actual masonería es depositaria de una ceremonia de iniciación de los más remotos tiempos, por ser ellos los primeros adoradores de Dios e hijos predilectos del Gran Hacedor, tal como lo manifestó en una sentida e histórica oración el Papa Juan XXlll.

ÚLTIMASCOLUMNAS
jueves 23 de mayo de 2024

Columna liberal

Claudia, en territorio conservador

Sergio V M Sánchez

jueves 16 de mayo de 2024

Columna liberal

Gobierno que no escucha engendra estado fallido

Sergio V M Sánchez

viernes 03 de mayo de 2024

Columna liberal

Del 5 de mayo en puebla al 2 de junio próximo

Sergio V M Sánchez

jueves 25 de abril de 2024

Columna liberal

Corte y recorte a la suprema corte

Sergio V M Sánchez

jueves 18 de abril de 2024

Columna liberal

Los protocolos de los sabios de Sion Mito, pero...

Sergio V M Sánchez

miércoles 10 de abril de 2024

Columna liberal

Brujos, santeros, hechiceros, El yunke, etc. Operadores en las campañas políticas

Sergio V M Sánchez

miércoles 03 de abril de 2024

Columna liberal

Matemáticas aplicadas a la política

Sergio V M Sánchez

miércoles 27 de marzo de 2024

Columna liberal

Sergio V M Sánchez

Cargar Más