/ jueves 15 de abril de 2021

Columna liberal

Quien haya incursionado en el quehacer de los durangueños prominentes habrá encontrado algunos patrones similares que los ligan aún sin habérselo propuesto.

Y mire usted si no. Martínez Camberos, ese gran poeta durangueño egresado del Instituto Juárez fue un profesionista del Derecho, incorruptible, ya que siendo juez de distrito en un litigio agrario consideró que les asistía la razón y el derecho a unos campesinos y falló a su favor, lo que le valió que lo cesaran o despidieran. Así ha funcionado siempre el régimen corrupto del PRIAN.

Ese tipo de personas, (poetas, pintores, escultores, músicos y escritores), como que hablan o tienen un lenguaje común con el cual se identifican, se escriben sin conocerse y se funden espiritual e ideológicamente, inclusive sin coincidir en esta existencia ni lugar, así se cruzaron los destinos de Camberos con Pablo Neruda, García Lorca y León Felipe y se abrazaron fraternal y personalmente ante el embrujo de la poesía; nuestro poeta durangueño le dedicó una poesía a Silvestre Revueltas, (hacedor de poesía hecha música), otra a Francisco Montoya de la Cruz, (quien esculpió y pintó poesía), otra al Instituto Juárez hoy UJED a quien prestigió con su exaltado humanismo coincidiendo en ello con los Evodios Escalante, Beatriz Quiñones, Socorro Soto Alanís, Torres Cabral, etc.

Ya en otra ocasión daremos a conocer interesantes aspectos de este gran poeta durangueño de izquierda identificado con ya saben quién en ese quehacer de lograr hacer de un teorema un axioma.

No podríamos dejar de hacer notar la mezquindad e hipocresía de los panistas al negarle a don Pedro Ávila Nevárez un reconocimiento a su lucha en favor del pueblo, por ello siempre se refirió a ellos como señoritingos y quisiéramos ver cómo les va a explicar el PRI a sus seguidores que hay que votar por los panistas en esa boleta donde en alianza perversa van unidos con el PAN quienes desprecian y ofenden la memoria de uno de los más distinguidos no sólo priistas, sino valioso durangueño.

A los panistas conservadores les corroe la envidia porque dentro de sus militantes nunca ha existido uno que se haya distinguido local o nacionalmente en favor de la patria o del bienestar del pueblo, todo lo contrario, porque además puro pa/ca, como el azadón.

Armando del Castillo Franco era un gobernador muy suigéneris por ser muy dicharachero y llamarle sin rodeos al pan pan y al vino vino y hoy a propósito del esfuerzo del gobierno federal por anticiparse a gestionar la vacuna contra el Covid-19 y llevarla y aplicarla gratuitamente a toda la población, nos viene a la memoria un episodio en un caso del precitado gobernador, quien refería que un sector de la población que tenía una necesidad de una obra material en su núcleo habitacional y luego de que él se abocó a resolverles el problema, esas personas muy gustosas y contentas expresaron que gracias a la Divina Providencia se habían cumplido sus necesidades.

Pues igualmente con eso de la aplicación de la vacuna contra la pandemia, alguien comentó que unos adultos mayores que resultaron favorecidos con la aplicación de la precitada vacuna “fue que se dio gracias a Dios y a la Virgen María” pero si algo sale mal o no se les da, es culpa de la Cuarta T.

Dentro de la política existe una regla infalible dentro de la cual se rigen quienes están inmersos en de ella y es la siguiente:

Cuando se es aspirante o candidato a una posición se prometen una y mil cosas que por lo general no se cumplen con el agregado además de que siéndose ya funcionario, si existe alguna petición o propuesta de alguna persona o agrupación que ella les reditúe propaganda o dividendos publicitarios o políticos, entonces, aprobadas, sí le entran, caso contrario no pasa.

Tal es caso en que ni el gobierno del estado, la diputada y ex coordinadora de la fracción de Morena en el congreso local, ni el dirigente estatal de la CTM se dignaron siquiera a atender, menos apoyar una petición para un proyecto cultural gestionado por la Asociación Liberal Francisco Zarco, A.C.

Qué vergüenza que en este andar han sido alguien en lo personal y agrupaciones modestas quienes han salido al quite.

Quien haya incursionado en el quehacer de los durangueños prominentes habrá encontrado algunos patrones similares que los ligan aún sin habérselo propuesto.

Y mire usted si no. Martínez Camberos, ese gran poeta durangueño egresado del Instituto Juárez fue un profesionista del Derecho, incorruptible, ya que siendo juez de distrito en un litigio agrario consideró que les asistía la razón y el derecho a unos campesinos y falló a su favor, lo que le valió que lo cesaran o despidieran. Así ha funcionado siempre el régimen corrupto del PRIAN.

Ese tipo de personas, (poetas, pintores, escultores, músicos y escritores), como que hablan o tienen un lenguaje común con el cual se identifican, se escriben sin conocerse y se funden espiritual e ideológicamente, inclusive sin coincidir en esta existencia ni lugar, así se cruzaron los destinos de Camberos con Pablo Neruda, García Lorca y León Felipe y se abrazaron fraternal y personalmente ante el embrujo de la poesía; nuestro poeta durangueño le dedicó una poesía a Silvestre Revueltas, (hacedor de poesía hecha música), otra a Francisco Montoya de la Cruz, (quien esculpió y pintó poesía), otra al Instituto Juárez hoy UJED a quien prestigió con su exaltado humanismo coincidiendo en ello con los Evodios Escalante, Beatriz Quiñones, Socorro Soto Alanís, Torres Cabral, etc.

Ya en otra ocasión daremos a conocer interesantes aspectos de este gran poeta durangueño de izquierda identificado con ya saben quién en ese quehacer de lograr hacer de un teorema un axioma.

No podríamos dejar de hacer notar la mezquindad e hipocresía de los panistas al negarle a don Pedro Ávila Nevárez un reconocimiento a su lucha en favor del pueblo, por ello siempre se refirió a ellos como señoritingos y quisiéramos ver cómo les va a explicar el PRI a sus seguidores que hay que votar por los panistas en esa boleta donde en alianza perversa van unidos con el PAN quienes desprecian y ofenden la memoria de uno de los más distinguidos no sólo priistas, sino valioso durangueño.

A los panistas conservadores les corroe la envidia porque dentro de sus militantes nunca ha existido uno que se haya distinguido local o nacionalmente en favor de la patria o del bienestar del pueblo, todo lo contrario, porque además puro pa/ca, como el azadón.

Armando del Castillo Franco era un gobernador muy suigéneris por ser muy dicharachero y llamarle sin rodeos al pan pan y al vino vino y hoy a propósito del esfuerzo del gobierno federal por anticiparse a gestionar la vacuna contra el Covid-19 y llevarla y aplicarla gratuitamente a toda la población, nos viene a la memoria un episodio en un caso del precitado gobernador, quien refería que un sector de la población que tenía una necesidad de una obra material en su núcleo habitacional y luego de que él se abocó a resolverles el problema, esas personas muy gustosas y contentas expresaron que gracias a la Divina Providencia se habían cumplido sus necesidades.

Pues igualmente con eso de la aplicación de la vacuna contra la pandemia, alguien comentó que unos adultos mayores que resultaron favorecidos con la aplicación de la precitada vacuna “fue que se dio gracias a Dios y a la Virgen María” pero si algo sale mal o no se les da, es culpa de la Cuarta T.

Dentro de la política existe una regla infalible dentro de la cual se rigen quienes están inmersos en de ella y es la siguiente:

Cuando se es aspirante o candidato a una posición se prometen una y mil cosas que por lo general no se cumplen con el agregado además de que siéndose ya funcionario, si existe alguna petición o propuesta de alguna persona o agrupación que ella les reditúe propaganda o dividendos publicitarios o políticos, entonces, aprobadas, sí le entran, caso contrario no pasa.

Tal es caso en que ni el gobierno del estado, la diputada y ex coordinadora de la fracción de Morena en el congreso local, ni el dirigente estatal de la CTM se dignaron siquiera a atender, menos apoyar una petición para un proyecto cultural gestionado por la Asociación Liberal Francisco Zarco, A.C.

Qué vergüenza que en este andar han sido alguien en lo personal y agrupaciones modestas quienes han salido al quite.

ÚLTIMASCOLUMNAS
jueves 13 de mayo de 2021

Columna liberal

Madre universal, progenitora excelsa

Sergio V M Sánchez

jueves 06 de mayo de 2021

Columna liberal

¿Lucha por la tierra se dio entre ángeles o demonios?

Sergio V M Sánchez

jueves 22 de abril de 2021

Columna liberal

Conocer nuestra historia u olvidarla

Sergio V M Sánchez

jueves 15 de abril de 2021

Columna liberal

Alexandro Martinez, poeta revolucionario

Sergio V M Sánchez

Cargar Más