/ martes 5 de enero de 2021

La política es así

Otrora se decía que los años nones eran años de dones. Se quisiere que fuese cierto para los mexicanos el 2021.

Se quisiere que en el 2021 se superaran las crisis conexas: económica, sanitaria que ha repercutida en aquélla, política representada por la polarización del país entre dos fuerzas: el mal y el bien cuya ubicación corresponde a cada uno de los habitantes del país; y que han sido identificadas como liberales y conservadores y sin medias tintas.

Se quisiere que se actuara bajo la ortodoxia económica para atenuar la crisis de crecimiento cero en 2019, que se agudizó con la aparición y la incidencia de la pandemia del Covid-19, para que así se disminuyeran los tiempos, los impactos y el número de los afectados económicamente. Se considera que no va a ocurrir y que el gobierno federal seguirá montado en la visión presidencial, dentro de la cual se ubican las cuatro obras icónicas planteadas y en proceso de ejecución, las cuales se estima que no serán suficientes para reactivar la economía del país en el presente año, el cual es una proyección de la crisis económica de 2020 con poca o nula inversión privada imprescindible para la reactivación en los montos y objetivos requeridos.

Se quisiere que en este año, parte por la medidas preventivas que hubiera tomado y aplicado el Consejo de Salubridad General constitucional, y parte por la adquisición suficiente de vacunas para enfrentar al virus, aplicadas con la planeación, la logística y operación correctas, en el presente año todos los mexicanos fuéremos protegidos por la vacunación a cargo legal de la Secretaría de Salud del gobierno federal en colaboración con los gobiernos estatales.

En el terreno de la crisis sanitaria que acentuó la económica, los contagios y los decesos no ceden, lo cual ha llevado a que, por lo menos, en la zona metropolitana del Valle de México, se haya dado la saturación hospitalaria.

Por lo que se refiere a las vacunas y a la campaña de vacunación, el Presidente encomendó tales tareas a tres secretarías: a Relaciones Exteriores la adquisición, a la de Salud y a la Defensa Nacional la logística y la operación de la vacunación.

En el primer rubro, conforme a información oficial, se contrató la adquisición con tres laboratorios diferentes; sin embargo, al informar de las dosis y más que dos de ellas se requieren dos, no se considera que se hayan adquirido y lleguen al país para realizar la cobertura total de vacunación de la población en este año. Existe incertidumbre en el número y los tiempos de llegada y aplicación, por lo menos de una de ellas, en atención que no ha llegada en el número y en las fechas hechas del conocimiento, sin pasar por alto, que se han dado fallas significativas en la logística y en la vacunación porque se han dado casos que los beneficiados no han sido parte del personal médico-sanitario que está en la primera línea de atención hospitalaria de pacientes de Covid-19.

El grueso de la población carece de información precisa de la logística de la vacunación.

En la crisis política en ciernes, se quisiere que los candidatos a gobernadores de todos los partidos fuesen los mejores perfiles para ser y no emanen de las decisiones personalísimas presidenciales en el caso del partido en el poder, mientras que los de la Alianza Opositora no fuesen aquellos que provinieran de las ambiciones de los dirigentes partidarios, quienes sólo pretenderían ubicar a sus fieles en distintas candidaturas con posibilidades de ganar, para que así les permita ubicarse en buen lugar con miras a la elección presidencial de 2024.

Se quisiere que los perfiles de los candidatos a diputados sean los mejores. Se quisiere más, mucho más, pero…

Otrora se decía que los años nones eran años de dones. Se quisiere que fuese cierto para los mexicanos el 2021.

Se quisiere que en el 2021 se superaran las crisis conexas: económica, sanitaria que ha repercutida en aquélla, política representada por la polarización del país entre dos fuerzas: el mal y el bien cuya ubicación corresponde a cada uno de los habitantes del país; y que han sido identificadas como liberales y conservadores y sin medias tintas.

Se quisiere que se actuara bajo la ortodoxia económica para atenuar la crisis de crecimiento cero en 2019, que se agudizó con la aparición y la incidencia de la pandemia del Covid-19, para que así se disminuyeran los tiempos, los impactos y el número de los afectados económicamente. Se considera que no va a ocurrir y que el gobierno federal seguirá montado en la visión presidencial, dentro de la cual se ubican las cuatro obras icónicas planteadas y en proceso de ejecución, las cuales se estima que no serán suficientes para reactivar la economía del país en el presente año, el cual es una proyección de la crisis económica de 2020 con poca o nula inversión privada imprescindible para la reactivación en los montos y objetivos requeridos.

Se quisiere que en este año, parte por la medidas preventivas que hubiera tomado y aplicado el Consejo de Salubridad General constitucional, y parte por la adquisición suficiente de vacunas para enfrentar al virus, aplicadas con la planeación, la logística y operación correctas, en el presente año todos los mexicanos fuéremos protegidos por la vacunación a cargo legal de la Secretaría de Salud del gobierno federal en colaboración con los gobiernos estatales.

En el terreno de la crisis sanitaria que acentuó la económica, los contagios y los decesos no ceden, lo cual ha llevado a que, por lo menos, en la zona metropolitana del Valle de México, se haya dado la saturación hospitalaria.

Por lo que se refiere a las vacunas y a la campaña de vacunación, el Presidente encomendó tales tareas a tres secretarías: a Relaciones Exteriores la adquisición, a la de Salud y a la Defensa Nacional la logística y la operación de la vacunación.

En el primer rubro, conforme a información oficial, se contrató la adquisición con tres laboratorios diferentes; sin embargo, al informar de las dosis y más que dos de ellas se requieren dos, no se considera que se hayan adquirido y lleguen al país para realizar la cobertura total de vacunación de la población en este año. Existe incertidumbre en el número y los tiempos de llegada y aplicación, por lo menos de una de ellas, en atención que no ha llegada en el número y en las fechas hechas del conocimiento, sin pasar por alto, que se han dado fallas significativas en la logística y en la vacunación porque se han dado casos que los beneficiados no han sido parte del personal médico-sanitario que está en la primera línea de atención hospitalaria de pacientes de Covid-19.

El grueso de la población carece de información precisa de la logística de la vacunación.

En la crisis política en ciernes, se quisiere que los candidatos a gobernadores de todos los partidos fuesen los mejores perfiles para ser y no emanen de las decisiones personalísimas presidenciales en el caso del partido en el poder, mientras que los de la Alianza Opositora no fuesen aquellos que provinieran de las ambiciones de los dirigentes partidarios, quienes sólo pretenderían ubicar a sus fieles en distintas candidaturas con posibilidades de ganar, para que así les permita ubicarse en buen lugar con miras a la elección presidencial de 2024.

Se quisiere que los perfiles de los candidatos a diputados sean los mejores. Se quisiere más, mucho más, pero…