/ martes 16 de febrero de 2021

La política es así

Alea jacta est


Alea jacta est: La suerte está echada, es la frase que Julio César pronunció al cruzar el río o arroyo El Rubicón al frente de su ejército, lo cual no estaba permitido por la ley romana.

La frase es citada para aplicarla a la alianza opositora “Va por México” entre los tres partidos en sus orígenes contrarios entre sí.

Tal alianza se realizó conforme a la ley pero en contravención a los principios de los tres partidos, y aún más en contra de los militantes leales e históricos de cada uno de ellos.

Si Julio César pronunció la frase implicaba desafiar al poder de Roma, y al final del día, hacerse del poder tal y como en efecto sucedió.

En 2021 los partidos PRI, PAN y PRD se aliaron con la finalidad de retener espacios, de recuperar dos: Baja California y Nuevo León y de conquistar el poder económico que implica tener mayoría absoluta en la Cámara de Diputados.

Con miras al primer objetivo sólo se aliaron en once entidades, no así en las cuatro restantes en las cuales, con variantes, no se dio la alianza entre los tres partidos, las cuales son Nuevo León, Chihuahua, Guerrero y Querétaro.

En los estados de Nuevo León, Guerrero y Querétaro el PAN competirá con candidato propio; el PRI irá sin alianza en Chihuahua, mientras que el PAN va aliado en este estado con el PRD y el PRI se alió con el PRD en Nuevo León, Guerrero y Querétaro.

En relación de tales alianzas, con inclusión de las once entidades que van juntos los tres partidos, se presenta un aspecto especial, el cual, en principio, indica que la oposición al poder central está dividida, no sólo en los cuatro estados, sino en aquellos en los cuales aparece el partido MC como una especie de tercero en discordia (tal vez también en Baja California con el PES), lo cual podría ser indicativo que la división podría favorecer al candidato de MORENA y aliados, con lo cual se recuerda que la oposición dividida siempre será vencida.

A guisa de ejemplo de lo expuesto, habría que tomar nota que en Sonora y en Campeche el MC postuló a candidatos con relativa fuerza ciudadana más cerca del PAN que de los otros partidos de la alianza; mismo papel divisorio que desempeñaría el PES con la postulación de un candidato afín al PRI, lo cual al final no tiene trascendencia ya que si ganara el candidato del PES o de MORENA y aliados, ambos formarían parte de las entidades que se sumarían a la fuerza política representada por el presidente de la República.

En los once estados en los cuales competirá la alianza opositora, ésta podría obtener varios triunfos habida cuenta de la división generada en cada uno de ellos por la postulación de determinados candidatos de la alianza Juntos Hacemos Historia.

No sobra acotar que en todos los estados en los cuales se disputarán los espacios electorales, los candidatos del MC restarán votos, pocos o muchos, a los candidatos de la alianza opositora y con ello se podría recalcar lo ya señalado: “la oposición dividida siempre será vencida”.

En lo que se refiere a la disputa por el poder económico que significa tener más de la mitad de los miembros de la Cámara de Diputados, la alianza opositora “Va por México” va por la obtención de 219 distritos (diputados de mayoría): PRI 77, PAN 72 y PRD, lo cual implica o significa que los partidos aliados propondrán candidatos en los distritos anotados.

Sin embargo, la alianza opositora en tales distritos no significa que los militantes de cada partido vayan a votar o votarían por los candidatos de un partido distinto al que pertenecen o simpatizan con él. Es más, en algunos casos se podría dar una suma cero.

Además, los candidatos a diputados del MC o de los otros partidos de reciente registro, también dividirán a la oposición.

Si Julio César pronunció la frase implicaba desafiar al poder de Roma, y al final del día, hacerse del poder tal y como en efecto sucedió.

En los once estados en los cuales competirá la alianza opositora, ésta podría obtener varios triunfos habida cuenta de la división generada en cada uno de ellos por la postulación de determinados candidatos de la alianza Juntos Hacemos Historia.

Alea jacta est


Alea jacta est: La suerte está echada, es la frase que Julio César pronunció al cruzar el río o arroyo El Rubicón al frente de su ejército, lo cual no estaba permitido por la ley romana.

La frase es citada para aplicarla a la alianza opositora “Va por México” entre los tres partidos en sus orígenes contrarios entre sí.

Tal alianza se realizó conforme a la ley pero en contravención a los principios de los tres partidos, y aún más en contra de los militantes leales e históricos de cada uno de ellos.

Si Julio César pronunció la frase implicaba desafiar al poder de Roma, y al final del día, hacerse del poder tal y como en efecto sucedió.

En 2021 los partidos PRI, PAN y PRD se aliaron con la finalidad de retener espacios, de recuperar dos: Baja California y Nuevo León y de conquistar el poder económico que implica tener mayoría absoluta en la Cámara de Diputados.

Con miras al primer objetivo sólo se aliaron en once entidades, no así en las cuatro restantes en las cuales, con variantes, no se dio la alianza entre los tres partidos, las cuales son Nuevo León, Chihuahua, Guerrero y Querétaro.

En los estados de Nuevo León, Guerrero y Querétaro el PAN competirá con candidato propio; el PRI irá sin alianza en Chihuahua, mientras que el PAN va aliado en este estado con el PRD y el PRI se alió con el PRD en Nuevo León, Guerrero y Querétaro.

En relación de tales alianzas, con inclusión de las once entidades que van juntos los tres partidos, se presenta un aspecto especial, el cual, en principio, indica que la oposición al poder central está dividida, no sólo en los cuatro estados, sino en aquellos en los cuales aparece el partido MC como una especie de tercero en discordia (tal vez también en Baja California con el PES), lo cual podría ser indicativo que la división podría favorecer al candidato de MORENA y aliados, con lo cual se recuerda que la oposición dividida siempre será vencida.

A guisa de ejemplo de lo expuesto, habría que tomar nota que en Sonora y en Campeche el MC postuló a candidatos con relativa fuerza ciudadana más cerca del PAN que de los otros partidos de la alianza; mismo papel divisorio que desempeñaría el PES con la postulación de un candidato afín al PRI, lo cual al final no tiene trascendencia ya que si ganara el candidato del PES o de MORENA y aliados, ambos formarían parte de las entidades que se sumarían a la fuerza política representada por el presidente de la República.

En los once estados en los cuales competirá la alianza opositora, ésta podría obtener varios triunfos habida cuenta de la división generada en cada uno de ellos por la postulación de determinados candidatos de la alianza Juntos Hacemos Historia.

No sobra acotar que en todos los estados en los cuales se disputarán los espacios electorales, los candidatos del MC restarán votos, pocos o muchos, a los candidatos de la alianza opositora y con ello se podría recalcar lo ya señalado: “la oposición dividida siempre será vencida”.

En lo que se refiere a la disputa por el poder económico que significa tener más de la mitad de los miembros de la Cámara de Diputados, la alianza opositora “Va por México” va por la obtención de 219 distritos (diputados de mayoría): PRI 77, PAN 72 y PRD, lo cual implica o significa que los partidos aliados propondrán candidatos en los distritos anotados.

Sin embargo, la alianza opositora en tales distritos no significa que los militantes de cada partido vayan a votar o votarían por los candidatos de un partido distinto al que pertenecen o simpatizan con él. Es más, en algunos casos se podría dar una suma cero.

Además, los candidatos a diputados del MC o de los otros partidos de reciente registro, también dividirán a la oposición.

Si Julio César pronunció la frase implicaba desafiar al poder de Roma, y al final del día, hacerse del poder tal y como en efecto sucedió.

En los once estados en los cuales competirá la alianza opositora, ésta podría obtener varios triunfos habida cuenta de la división generada en cada uno de ellos por la postulación de determinados candidatos de la alianza Juntos Hacemos Historia.