/ lunes 11 de mayo de 2020

Visión

Sin duda, el ataque a la corrupción fue una bandera y de las más importantes de la 4T, la cual ya está desgastada y desprestigiada por la misma. Al parecer, el caso del vástago de Bartlett será la “Casa Blanca de AMLO”.

Públicamente se da a conocer que la senadora panista Xóchitl Gálvez Ruiz, presentó ante la Fiscalía General de la República una denuncia contra Manuel Bartlett Álvarez, hijo de Manuel Bartlett Díaz y propietario de las empresas “Cyber Robotic Solutions” y “Levanting Global”, así como en contra de funcionarios que salgan implicados por presuntas irregularidades en la compra venta de ventiladores para el IMSS. En contexto: Según la legisladora, Bartlett Álvarez, hijo del director de la Comisión Federal de Electricidad, en lo que va de la actual administración ha obtenido 18 contratos por un equivalente a 278 millones de pesos y de todos ellos, 11 han sido por adjudicación directa.

En específico “Levanting Global” es una empresa dedicada al petróleo la cual trató de vender 2500 ventiladores al IMSS mismos que no se han entregado (y la gente muriéndose). El tema a primera instancia, apunta al conflicto de intereses como en su momento con la esposa de Bartlett, quien se presentó no como la esposa sino pareja sentimental (una burla y un insulto a la inteligencia social) y como dice la panista ¿apoco el presidente de la República no se entera de tales contratos asignados al hijo de Bartlett?

Supongamos que no se entere, lo cual sería circunstancial, pero pasando a lo institucional y que se den contratos sin concursar, es decir a manera discrecional y justificando que por qué debido a la pandemia hay mucha prisa por dotarse del equipo médico necesario ¡Benditas prisas! ¿Pero nos chupamos el dedo? ¿Qué no se supone que desde febrero no se veía venir el contagio y sus consecuencias ¿Por qué esperase hasta el último para hacer compras apresuradas, costosas y lo peor, fracasadas? Ya que el equipo no se entregó y reitero se pierden vidas (peor, imposible).

El polémico caso planteado, tiene varias y muy negativas lecturas: desde el punto de vista de la transparencia, rendición de cuentas y “la carabina de Ambrosio” (Sistema Anticorrupción), se pone de manifiesto que la discrecionalidad en el manejo de los recursos públicos, sigue siendo una práctica común y ésta es hija de la corrupción.

Y hablar de la misma, es decir que no se ataca de oficio sino de forma discrecional, y en esa lógica la demanda de la senadora quedará en el anecdotario, ya que las instituciones públicas en este país, están al servicio del ejecutivo federal ¡Que viva el presidencialismo feudal piramidal!

Éste apoyado en el universo de todas las facultades meta constitucionales y en ésta lógica la división de poderes es una falacia. Ante tal paraíso de impunidad, ningún presidente ni grupo o partido, se han atrevido a desmontar el andamiaje de tan viciado esquema.

Ahora, desde el punto de vista político, es donde hay una profundidad que no todos alcanzan a distinguir a través de la compleja y polémica carrera política de Bartlett Díaz: Gobernador de Puebla, senador, diputado federal y actualmente director de la Comisión Federal de Electricidad.

Hasta aquí el tramo más transparente, por decir lo menos, pero la parte oscura data de cuando fue secretario de Gobernación, por cierto un capítulo muy oscuro, turbio y agitado de la vida política y social de nuestro país, en ese periodo se dio el “caso Camarena” aparecieron los calabozos con cadáveres apilados y depositados por la entonces temida Dirección Federal de Seguridad”, aparte se dio el fraude electoral con la supuesta caída del sistema, lo curioso es que en todos estos complejos y degradantes casos aparece “la mano” o influencia de Bartlett Díaz, el mismo que fue precandidato a la Presidencia de la República y para “pavimentar” su ruta hacia Los Pinos, creó “Tribuna juvenil” entre otras plataformas, por supuesto viciadas.

El “señor” hombre de poder y que con rigor lo sabe usar, rallando en la tiranía hace cuestionar ¿cuántos no le deben favores? ¿a cuántos desde el pasado capitulo oscuro del PRI de los 70s proyectó y ahora se las cobra? Aquí está la respuesta, México, de regreso al autoritarismo pero con la camiseta “PRIMOR”.

Sin duda, el ataque a la corrupción fue una bandera y de las más importantes de la 4T, la cual ya está desgastada y desprestigiada por la misma. Al parecer, el caso del vástago de Bartlett será la “Casa Blanca de AMLO”.

Públicamente se da a conocer que la senadora panista Xóchitl Gálvez Ruiz, presentó ante la Fiscalía General de la República una denuncia contra Manuel Bartlett Álvarez, hijo de Manuel Bartlett Díaz y propietario de las empresas “Cyber Robotic Solutions” y “Levanting Global”, así como en contra de funcionarios que salgan implicados por presuntas irregularidades en la compra venta de ventiladores para el IMSS. En contexto: Según la legisladora, Bartlett Álvarez, hijo del director de la Comisión Federal de Electricidad, en lo que va de la actual administración ha obtenido 18 contratos por un equivalente a 278 millones de pesos y de todos ellos, 11 han sido por adjudicación directa.

En específico “Levanting Global” es una empresa dedicada al petróleo la cual trató de vender 2500 ventiladores al IMSS mismos que no se han entregado (y la gente muriéndose). El tema a primera instancia, apunta al conflicto de intereses como en su momento con la esposa de Bartlett, quien se presentó no como la esposa sino pareja sentimental (una burla y un insulto a la inteligencia social) y como dice la panista ¿apoco el presidente de la República no se entera de tales contratos asignados al hijo de Bartlett?

Supongamos que no se entere, lo cual sería circunstancial, pero pasando a lo institucional y que se den contratos sin concursar, es decir a manera discrecional y justificando que por qué debido a la pandemia hay mucha prisa por dotarse del equipo médico necesario ¡Benditas prisas! ¿Pero nos chupamos el dedo? ¿Qué no se supone que desde febrero no se veía venir el contagio y sus consecuencias ¿Por qué esperase hasta el último para hacer compras apresuradas, costosas y lo peor, fracasadas? Ya que el equipo no se entregó y reitero se pierden vidas (peor, imposible).

El polémico caso planteado, tiene varias y muy negativas lecturas: desde el punto de vista de la transparencia, rendición de cuentas y “la carabina de Ambrosio” (Sistema Anticorrupción), se pone de manifiesto que la discrecionalidad en el manejo de los recursos públicos, sigue siendo una práctica común y ésta es hija de la corrupción.

Y hablar de la misma, es decir que no se ataca de oficio sino de forma discrecional, y en esa lógica la demanda de la senadora quedará en el anecdotario, ya que las instituciones públicas en este país, están al servicio del ejecutivo federal ¡Que viva el presidencialismo feudal piramidal!

Éste apoyado en el universo de todas las facultades meta constitucionales y en ésta lógica la división de poderes es una falacia. Ante tal paraíso de impunidad, ningún presidente ni grupo o partido, se han atrevido a desmontar el andamiaje de tan viciado esquema.

Ahora, desde el punto de vista político, es donde hay una profundidad que no todos alcanzan a distinguir a través de la compleja y polémica carrera política de Bartlett Díaz: Gobernador de Puebla, senador, diputado federal y actualmente director de la Comisión Federal de Electricidad.

Hasta aquí el tramo más transparente, por decir lo menos, pero la parte oscura data de cuando fue secretario de Gobernación, por cierto un capítulo muy oscuro, turbio y agitado de la vida política y social de nuestro país, en ese periodo se dio el “caso Camarena” aparecieron los calabozos con cadáveres apilados y depositados por la entonces temida Dirección Federal de Seguridad”, aparte se dio el fraude electoral con la supuesta caída del sistema, lo curioso es que en todos estos complejos y degradantes casos aparece “la mano” o influencia de Bartlett Díaz, el mismo que fue precandidato a la Presidencia de la República y para “pavimentar” su ruta hacia Los Pinos, creó “Tribuna juvenil” entre otras plataformas, por supuesto viciadas.

El “señor” hombre de poder y que con rigor lo sabe usar, rallando en la tiranía hace cuestionar ¿cuántos no le deben favores? ¿a cuántos desde el pasado capitulo oscuro del PRI de los 70s proyectó y ahora se las cobra? Aquí está la respuesta, México, de regreso al autoritarismo pero con la camiseta “PRIMOR”.

martes 30 de junio de 2020

Visión

domingo 28 de junio de 2020

Tal cual

lunes 22 de junio de 2020

Visión

domingo 21 de junio de 2020

Tal cual

domingo 14 de junio de 2020

Tal cual

lunes 08 de junio de 2020

Visión

sábado 06 de junio de 2020

Tal cual

martes 02 de junio de 2020

Visión

domingo 31 de mayo de 2020

Tal cual

lunes 25 de mayo de 2020

Visión

Cargar Más